viernes. 19.07.2024

La contratación a tipo de interés fijo ha vuelto a recuperar cuota de mercado después de tres trimestres consecutivos con descensos en peso relativo. Así, durante el primer trimestre del año, el 68,07% de las hipotecas firmadas en la Comunidad han sido de tipo fijo, protagonizando el tercer mayor porcentaje del país.

Pasando al conjunto del país, el 56,27% de los nuevos créditos hipotecarios se han formalizado a tipo de interés fijo, con una mejora del 0,25%con respecto al trimestre precedente (-1,75% en 4T23). El máximo histórico alcanzó una cuota de contratación del 69,20%. 

La contratación a tipo de interés variable, en consecuencia, se ha reducido en un 0,25%, situándose en el 43,73% de los nuevos contratos. 

El descenso en el peso de contratación a tipo de interés variable ha correspondido en su totalidad al ajuste en la contratación a tipo de interés variable con índice de referencia EURIBOR (-0,88 pp), ya que la contratación a tipo variable con otros índices de referencia se ha incrementado en 0,63 pp. 

Desde un punto de vista territorial el comportamiento ha sido relativamente equilibrado en la medida que en nueve comunidades autónomas se ha incrementado la contratación a tipo de interés variable (once el trimestre precedente), dando lugar a ocho comunidades autónomas con mejoras en contratación a tipo fijo

En once comunidades autónomas la contratación a tipo de interés fijo ha sido la modalidad más utilizada, alcanzando el mayor peso la contratación a tipo variable en Comunidad Foral de Navarra (61,41%), Castilla - La Mancha (57,34%), Illes Balears (54,61%) y Aragón (53,37%). 

Las comunidades autónomas con mayor porcentaje de créditos hipotecarios formalizados a tipo de interés fijo durante el primer trimestre han sido Canarias (75,38%), Galicia (72,05%), Región de Murcia (68,07%) y Cataluña (65,45%). 

Tipo de interés de los nuevos créditos hipotecarios por comunidades autónomas en el primer trimestre y su variación trimestral.
Tipo de interés de los nuevos créditos hipotecarios por comunidades autónomas en el primer trimestre y su variación trimestral.

En los últimos doce meses la contratación a tipo de interés fijo se ha reducido en un 9,61% (-5,76 pp en 4T23), después de un largo periodo con tasas interanuales positivas. 

El peso de contratación interanual a tipo fijo ha sido del 58,15%, alejándose progresivamente del máximo interanual de la serie histórica (67,76% en 1T23). 

La contratación a tipo de interés variable se ha situado en el 41,85% durante los últimos doce meses, con un 41,15% referenciado a EURIBOR y un 0,70% a otros índices de referencia. 

Todas las comunidades autónomas han registrado un incremento de peso relativo en contratación a tipo de interés variable durante los últimos doce meses, retrocediendo todas las comunidades autónomas en contratación a tipo fijo. 

En la mayoría de las comunidades autónomas (catorce) se han formalizado más créditos hipotecarios a tipo fijo que a tipo variable durante los últimos doce meses. 

Las mayores cuantías en contratación a tipo de interés fijo se han registrado en Galicia (73,78%), Región de Murcia (71,17%) y Cataluña (66,75%), mientras que en contratación a tipo variable han destacado Comunidad Foral de Navarra (54,88%), Castilla - La Mancha (54,28%) y País Vasco (52,32%). 

Tipo de interés de los nuevos créditos hipotecarios en el primer trimestre y su variación interanual.
Tipo de interés de los nuevos créditos hipotecarios en el primer trimestre y su variación interanual.

Todo parece indicar que la tendencia ascendente en contratación a tipo de interés variable puede estar finalizando, pudiendo dar lugar a un cierto grado de estabilidad de pesos relativos o incluso ligera recuperación en la contratación a tipo de interés fijo. 

Las modalidades mixtas están presentes en el mercado, correspondiendo, en su gran mayoría, a la configuración de un tipo de interés fijo durante los primeros años de la vida del crédito hipotecario, por tanto, en nuestra clasificación se consideran como fijas. 

Los murcianos se decantan por las hipotecas a tipo fijo