lunes. 17.06.2024

Los empresarios temen que las investigaciones abiertas por la juez de Instrucción número 1 de Cartagena, a raíz de las pesquisas de la Policía y la fiscalía, sobre presuntos 'amaños de contratos' arrojen tales sombras sobre la gestión del Puerto de Cartagena que 'congelen' posibles nuevas inversiones de empresas o retrasen las ya proyectadas ante la inseguridad jurídica que se puede abrir.

Así lo han expresado a Murcia Diario algunos dirigentes empresariales integrados en organizaciones como CROEM y COEC, las patronales reconocen lo negativo de este asunto para la imagen del puerto, que está llamado a ser el motor de desarrollo y crecimiento económico de la Región.

Algunas empresas se están planteado ya retrasar inversiones en nuevos proyectos hasta que no se clarifique la situación, especialmente alguna de campos como el transporte o la alimentación.

No olvidemos que algunas empresas de la región han empezado a utilizar líneas portuarias para sacar sus productos al exterior. Aproximadamente, unas cien empresas regionales eligen el puerto de Cartagena para llevar sus productos a Estados Unidos y Canadá. La naviera Seatrade se ha convertido en la tercera compañía que se abre hueco en Cartagena para exportar mercancías hasta América del Norte.

El objetivo de esta política impulsada por la ya expresidenta Yolanda Muñoz, es abrir nuevas oportunidades para los exportadores de la Región. El pasado año, por ejemplo, la compañía murciana Fruveco sacó por el Puerto mil toneladas de verduras congeladas a Estados Unidos.

También se abrió una nueva línea con Argelia se une a las ya impulsadas como, por ejemplo, la escala marítima establecida con los puertos canarios de Las Palmas y Tenerife junto a la compañía logística JSV y la conexión directa con Reino Unido a través de la naviera Corsica Ferries.

Tras la marcha de Muñoz, ante las presiones del Gobierno regional y dirigentes de su partido, en la Autoridad Portuaria se abre una situación de incertidumbre, ya que probablemente no habría nuevo presidente hasta el verano. 

Recordemos que en mayo hay elecciones autonómicas, por lo que si la dimisión de Muñoz se produce ahora es más que probable que el presidente Fernando López Miras opte por elegir desde el propio Consejo de Administración y de manera interiana, a un sustituto que pilote la nave portuaria mientras tanto.

Esto ya pasó en abril de 2019 cuando Pedro Pablo Hernández (vicepresidente del Consejo y presidente de la patronal comarcal COEC) asumió la representación institucional del Puerto, tras la dimisión del presidente Joaquín Segado, que dimitió para presentarse a las elecciones autonómicas en las listas del Partido Popular.

Una vez pasadas las elecciones y dependiendo de los resultados, el presidente regional saliente de los comicios tendrá que elegir, dependiendo de las mayorías o pactos de gobierno, un candidato definitivo que ratifique posteriormente Puertos del Estado.

Esta situación, al margen de la lectura política que se pueda realizar y de las consecuencias judiciales que puedan tener con Antonio Sevilla o Yolanda Muñoz, viene a empañar los números que el puerto ha registrado en los últimos tiempos, con exponenciales crecimientos en materia de graneles o cruceros.

La ZAL y Barloma

No olvidemos que el Puerto de Cartagena cerró un 2022 histórico con una subida del tráfico de mercancías del 17%, alcanzando las 36,6 millones de toneladas, dos más que en su récord de 2017, gracias a las llegadas de gas natural licuado, cereales y cemento.

El Puerto ha movido el pasado año cerca de 3,3 millones de toneladas de cereales, lo que supone su mejor registro en este tráfico. Estos datos han llevado a la Autoridad Portuaria a estimar que el enclave se consolida como la puerta de entrada del esta mercancía en el sureste de España.

Entre los proyectos pendientes, además de las fases urbanas pendientes del proyecto Plaza Mayor, está el desarrollo de la primera fase de la ZAL de Cartagena que permitirá la instalación del Centro Integral de Transporte y el Depósito Franco. De igual manera, la iniciativa permitirá también promover suelo logístico para mejorar la eficiencia y calidad de los servicios que se ofrecen desde el puerto de Cartagena.

Y la 'joya de la corona', Balormar, la nueva terminal polivalente del puerto de Cartagena. El proyecto ya está en trámite ambiental y se prevé que las obras de ampliación del Puerto arranquen en 2024 con un plazo de ejecución de 8 años.

Esta nueva terminal Barlomar persigue convertir al Puerto en una de las principales puertas de entrada y salida de las mercancías a Europa. Supondrá una inversión público-privada de 822 millones de euros y generará 18.000 empleos. Barlomar, nace para ser el nuevo hub logístico del Mediterráneo 

Temor de los empresarios a la paralización de inversiones en el Puerto, tras la...