sábado. 10.12.2022
ENTREVISTA

Teresa Martín-Retortillo: "Una subida de tipos es necesaria, pondrá cierta disciplina económica en el uso del capital y eso es bueno para evitar burbujas y controlar la inflación"

La presidenta ejecutiva de IE Executive Education en IE University ha compartido una jornada en Murcia y ha visitado la empresa AMC Natural Drinks

Martín-Retortillo, que también es consejera de Bankinter y EVO Bank, ha tenido unos minutos para atender las preguntas de Murcia Diario y analizar algunas claves de la situación económica actual.

La presidenta ejecutiva de IE Executive Education en IE University Teresa Martín-Retortillo ha compartido una apretada jornada en Murcia en la que ha tenido la oportunidad de conocer los antiguos alumnos del Advanced Management Program del IE Executive Education. De la mano de Francisco Sardina, director de Programas Executive Education IE Business School, tuvo la oportunidad de departir unos minutos con el presidente de la Cámara de Comercio de Murcia, Miguel López y el presidente de Aje Región de Murcia, Ginés García.

 

También conoció a los  máximos responsables de la empresa AMC Natural Drinks, una de las más innovadoras en el campo de la nutrición. Martín-Retortillo, que también es consejera de Bankinter y EVO Bank, ha tenido unos minutos para atender las preguntas de Murcia Diario y analizar algunas claves de la situación económica actual.

 

-¿Cómo cree que están respondiendo las entidades financieras a la actual crisis provocada por la pandemia y la guerra de Ucrania?

 

Creo que las entidades financieras han respondido extraordinariamente bien a la pandemia. Han sido el principal canal de distribución de fondos públicos, lo han hecho con mucha agilidad y criterio, y ahora estamos en proceso de ver si esos préstamos se van recuperando. La verdad, creo que sin su ayuda, no hubiera sido fácil navegar esta tormenta. Respecto al impacto de la guerra, es más difícil verlo, y creo que estamos aún en una fase muy inmediata de ver cuáles son todas las consecuencias de primer, segundo y tercer nivel.

 

Parece que uno de los temas que ha exacerbado esta guerra ha sido el de la inflación, que ya venía de antes, y ahí las entidades financieras tienen un papel que jugar: apoyar al Banco Central Europeo y al Banco de España en la ejecución de la políticamonetaria, y ahí estamos atentos.

 

El entorno de inflación no parece que se vaya a reducir en el corto plazo y la incertidumbre del consumo hay que seguirla muy de cerca, y además están los datos de empleo e inversión que está por ver cómo reaccionamos. Por tanto ya se están ajustando las expectativas de crecimiento tanto en el Banco de España como en el propio gobierno, por lo que hay que pensar en este 2022 con máxima prudencia.

 

-¿Qué salidas sugiere para el desafío del incremento de precios en materias primas y combustibles en un contexto nacional?

 

- En el cortísimo plazo hay poco que hacer, pero el marco de negociación de precios de la electricidad creo que aún tiene recorrido. Estamos potenciando distintas fuentes de suministro que creo que de manera temporal podrían aliviar claramente la presión sobre los precios, aunque algunas de las decisiones políticas tomadas con nuestros vecinos, especialmente con África, no ayudan a abrir los abanicos de suministro, sino más bien que nos los cierren.

 

- ¿Cómo cree, en un contexto europeo, que el desarrollo económico y la sostenibilidad están vinculados?

 

- Porque hay desarrollo económico, podemos seguir invirtiendo en hacer que nuestro uso de recursos sea más sostenible, que podamos ir preparándonos para el Net Zero antes mejor que después. La verdad es que ese motor y crecimiento económico me parecen fundamentales para asegurar que implantamos todos los temas de la agenda 2030 y de la agenda de sostenibilidad más allá del 2030.

 

Sin el crecimiento económico es un esfuerzo no menor, que probablemente haya que revisar cómo vamos haciendo. Todo esto tiene un coste que hay que ir asumiendo, es demasiado importante como para no tomarlo en serio, pero si todas esas inversiones vienen en un momento en el que está cayendo la demanda y las empresas están pasando por momentos económicos y financieros difíciles, pues es más complicado avanzar.

 

- Sin embargo, las exigencias de mercado y la normativa, hacen casi obligatoria esa inversión

 

Totalmente, y de nuevo, yo creo que en ese sentido Europa va a ser pionera en ir regulando y cambiando las exigencias en cada uno de los sectores. Es verdad que parece una carga adicional, pero por otro lado, hay un momento en el que si no hay un mandato claro del regulador que nos exige y nos fuerza al cambio, las cosas no pasan solas. Por lo tanto, sí es un buen tema que obliguen a medir las emisiones, a medir los temas de sostenibilidad de género, y por tanto allí donde los resultados no sean positivos, ir empezando a tomar medidas contundentes. Esas medidas a veces suponen sobrecostes, y en un entorno en el que pudiéramos estar avecinándonos a una recesión, son difíciles.

 

- ¿Qué opina de las cuotas de género en la dirección y altos cargos empresariales?

 

- Me parece una medida muy necesaria. Sin esas cuotas, aquí el cambio va a tardar siglos, y hay que acelerar la historia.

 

- ¿Qué sectores productivos cree que se han posicionado con mejores perspectivas económicas para los próximos años en nuestro país?

 

- Estando donde estoy no puedo dejar de mencionar la potencia de la Región de Murcia y del resto de España en exportación de productos de la huerta. No solo la materia prima sino los elaborados de valor añadido. Los bienes de primera necesidad seguirán siendo demandados y España tiene mucho que aportar. Aparte de lo que pueda aportar el sector primario y sus productos de valor añadido, creo que hay sectores que nos van a dar sorpresas, por ejemplo el mundo de la tecnología. Concretamente el área de desarrollo de software y datos.

 

Durante estos últimos dos años hemos visto que mucho de ese talento ha descubierto que puede compaginar trabajos de alto estímulo muy bien pagados con un modo de vida perfectamente equilibrado y muy agradable. De hecho, parece que España está subiendo en el ranking de trabajadores en la nube. Por qué no imaginar que cogemos esta ola y damos al talento esas cosas que está buscando al tiempo que le permitimos trabajar en entornos estimulantes y competitivos a nivel internacional y global.

Martín-Retortillo durante su encuentro en la Cámara de Comercio con su presidente Miguel López; el presidente de AJE, Ginés García, y el director de Programas Executive Education IE Business School, Francisco Sardina.  Imagen: Miguel Á. Caparrós.

 

- ¿Cómo valora la llegada y distribución de los fondos Next Generation a las empresas españolas?

 

- Pues que vengan pronto. Creo que son necesarios, pero no sé si es bueno que todo el mundo esté enfocado en ellos porque, la verdad, tenemos que ir acometiendo los cambios que debemos hacer vengan o no vengan. Evidentemente, la ayuda de Europa es importante y puede acelerar muchas cosas, pero, por otro lado, me preocupa que dejen de hacerse las cosas si no vienen esos fondos. Muchas de las empresas con las que la universidad del IE trabajamos están acometiendo muchos de esos cambios desde ya, y si vienen los fondos pues lo harán de manera más profunda y más rápida. Pero la capacitación de nuevo talento, la transformación hacia el NetZero del que hablábamos… todas esas cosas con o sin fondos, las tenemos que ir haciendo Por tanto, ojala que vengan pronto, ya se están haciendo esperar quizás un poco demasiado. Pero son importantes, especialmente para aquellos que necesitan ese empujón para hacer los deberes. Pero yo animaría a que no esperemos a que vengan, porque los deberes hay que tenerlos hechos.

 

- ¿Qué pasará si finalmente se suben los tipos del precio del dinero?

 

- Pues podremos llegar a un momento de cierto equilibrio. Yo creo que en este momento hay un exceso de capital, un exceso de fondos, que en gran parte están facilitando y propiciando la inflación. Por lo tanto, un cierto control de capitales puede ser bueno para todos. Y la verdad, creo que puede  ser un retorno a una normalidad

macroeconómica que hace tiempo que hemos dejado de lado. Estos últimos años era difícil entender ese entorno sostenido durante tantos años de tipo de interés negativo. Creo que es una subida necesaria, que pondrá una cierta disciplina económica y una disciplina en el uso del capital que es buena para evitar burbujas y controlar la inflación.

 

- Sin embargo es un tema que genera recelo en la sociedad, ¿a qué cree que se debe? 

 

- Es que llevamos unos años acostumbrados a que nos regalen el capital. Pero el capital no hay que regalarlo, ni es gratis. Creo que es un paso hacia una normalización económica en la que los recursos, incluido el capital, debe tener un coste. Y el uso que se le da a ese capital, debe ser proporcional al coste. Cuando el coste es tan tan

bajo, no invita a una disciplina económica que yo creo que en algunos sectores se puede haber perdido.

 

- ¿Qué programas de formación ejecutiva de IE se han puesto en marcha para dar respuesta a los retos de innovación actuales?

 

- Parte de los programas que hacemos desde el IE tienen como virtud que tienen que estar constantemente actualizados. En las clases ya se habla de entornos donde suben los tipos de interés y qué impacto tiene eso en la inflación; ya se habla del metaverso, aunque para muchos sea todavía una entelequia; de los temas de sostenibilidad y ESG, pero llevados al cor del negocio no como una obligación regulatoria; de cómo acelerar la transformación digital con algunas de las tecnologías que parece que están ganando una masa crítica como el blockchain… muchas de estas cosas son parte de lo que tenemos como misión cuando formamos ejecutivos, por lo tanto los contenidos de los programas del IE en general, y sobre todo me refiero a aquellos de liderazgo y de desarrollo de directivos, van cambiando todos los años. Es parte de la misión del IE que los directivos que salen de esos programas salgan con la comprensión de por dónde va el entorno económico y esa lectura fina para poder aprovechar las oportunidades. Como programas adicionales, hay mucha demanda en temas de logística y sanidad, además de nuestros programas habituales.

 

- ¿Cómo definiría la economía de la Región de Murcia?

 

- Se me ocurren dos palabras: emprendimiento y exportación.

Teresa Martín-Retortillo: "Una subida de tipos es necesaria, pondrá cierta disciplina...
Comentarios