sábado. 20.04.2024

El presidente de la Agrupación de Industrias Alimentarias de Murcia, Alicante y Albacete (Agrupal), José García Gómez, ha advertido este miércoles sobre las repercusiones para las exportaciones al Este de Europa que tendría una escalada de la tensión entre Rusia y Ucrania, que desembocaría en una "guerra comercial".

 

En una rueda de prensa celebrada tras ser recibido por el presidente de la comunidad murciana, Fernando López Miras, García Gómez ha recordado que, en un "mundo globalizado, todo tiene su interacción" y se ha mostrado convencido de que esta "locura" de "inestabilidad" geopolítica "no viene bien a nadie".

 

Al respecto, ha augurado que, en caso de que haya un conflicto armado, habrá una repuesta de Rusia en forma de "guerra comercial", que afectará a las exportaciones e importaciones y a los intereses inversores en estos países, lo que acarreará una "pérdida de negocio".

 

García Gómez ha mencionado el vigente veto ruso, que se ha extendido hasta el 31 de diciembre de este año, y que prohíbe o restringe las importaciones de productos agrícolas, materias primas y alimentos de los países de la UE que secundaron las sanciones contra empresas rusas por la guerra con Ucrania de 2014.

 

Según el Instituto de Comercio Exterior, entre enero y noviembre de 2021, la Región de Murcia exportó a Rusia productos por valor de 18,8 millones de euros e importó bienes por importe de 1.030,2 millones, fundamentalmente petróleo y derivados.

 

En el listado de países con mayor relación comercial también figuran Estonia, Letonia, Lituania, Bulgaria y Rumanía, que suman exportaciones por un total de más de 100 millones de euros durante los once primeros meses del año.

 

Por su parte, el consejero de Agricultura, Antonio Luengo, ha alertado sobre el "efecto imprevisible" de esta situación y ha recordado que se utiliza al sector primario como "moneda de cambio" cada vez que hay un conflicto internacional.

 

En cuanto al balance de la industria alimentaria en la Región de Murcia, García Gómez prevé que se incremente más del 12% en 2021 respecto al año anterior en términos de beneficios, superando la barrera de los 1.600 millones de euros, mientras que la facturación alcanzará unos 6.600 millones de euros.

 

El presidente de Agrupal ha puesto el foco en el buen comportamiento que han tenido los zumos, las golosinas, los aceites y las conservas, mientras que las hortalizas congeladas, que tuvieron un ritmo de ventas "muy potente", han registrado finalmente un descenso debido al aumento del coste energético.

 

Además, García Gómez ha revelado que el incremento de los costes y los insumos, que ha calificado como "disparate", se ha visto reflejado desde el pasado mes de octubre en una "ligera" subida del precio medio de venta.

 

En la reunión, el presidente López Miras, ha anunciado a la directiva de Agrupal que pedirá al Gobierno central la aplicación del IVA superreducido para la energía eléctrica del sector primario y la industria agroalimentaria.

Agrupal teme una "guerra comercial" si estalla el conflicto con Rusia