sábado. 20.04.2024

En una añada compleja climatológicamente, la calidad y el buen hacer vuelven a brillar en la DOP Jumilla, donde se espera una de las mejores cosechas nunca vistas. Los datos de la vendimia 2023 confirman que se reduce la producción destinada a elaboración de vino DOP Jumilla respecto al año pasado, debido a los rendimientos moderados en el viñedo por la intensa sequía. La producción total de uva amparada por el Consejo Regulador DOP Jumilla en la campaña 2023-2024 ha sido de 53,6 millones de kilos

Exactamente 1.405 viticultores han realizado sus declaraciones de cosecha, dentro del plazo establecido y abarcando esta cosecha una superficie de viñedo que llega hoy a 21.678 hectáreas. Una de las vendimias más largas de Europa, se iniciaba el 1 de agosto, con la recolección de las variedades blancas como la Sauvignon Blanc, y algunas variedades tempranas tintas como la Syrah, la Tempranillo o la Merlot, y se extendió hasta el 20 de octubre, cuando la variedad autóctona por excelencia de la DOP Jumilla, la Monastrell, que protagoniza más del 70% del total de la producción, se recogía en la parte más septentrional del territorio de la DOP.  

Este año la calidad ha requerido un mayor esfuerzo de trabajo en campo que se se ha visto muy recompensado, dado que se ha conseguido una uva muy sana, de concentración aromática y tánica. Mientras, en bodega, la reducción de producción ha permitido trabajar distintas elaboraciones por separado, y experimentar con viñedos de forma aislada, ganando nuevamente en calidad. 

El trabajo técnico ha sido esencial a la hora de seleccionar el momento óptimo de vendimia, buscando con meticulosidad la homogeneidad en la maduración de la uva. Debido a la sequía que se arrastra desde hace dos años, muchas vides cultivadas en secano no pudieron salir del letargo en primavera. La brotación se completó con la llegada de las lluvias de junio, formando mucha hoja que la planta pudo usar para protegerse del calor del verano, lo cual ha permitido obtener una uva con muy buena acidez.  

El Órgano de Control del Consejo Regulador ha llevado a cabo los controles de calidad pertinentes en lo que se refiere a controles en el rendimientos máximos de uva en parcela, y controles de entrada de uva en bodega, siempre para garantizar el origen y la calidad en los vinos Denominación de Origen Protegida Jumilla.

Por el momento, ya se pueden degustar los primeros vinos blancos y rosados de esta temporada. El grado ha madurado tranquilamente, dando vinos con músculo, estructurados y con buena acidez. Se esperan vinos tintos excelentes, con gran armonía y potencial de envejecimiento. Muy refinados y de estilo sutil. 

La DOP de Jumilla cierra la vendimia con 53,6 millones de kilos de uva