lunes. 15.04.2024

Con motivo de la celebración de su última Comisión de Gobierno en 2023, La Asociación de Productores-Exportadores de Frutas y Hortalizas de la Región de Murcia (Proexport) ha invitado a asistir al presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (SCRATS), Lucas Jiménez, al que han trasladado todo su apoyo y se han posicionado como aliados

Las decisiones que se toman por parte del SCRATS afectan de una forma fundamental al presente y futuro de los productores hortofrutícolas y no podemos más que respaldar los esfuerzos que se realizan desde el mismo, para asegurar agua para nuestros cultivos”, ha indicado Mariano Zapata, presidente de Proexport. 

EFECTOS DE LA FALTA DE AGUA

Ambas organizaciones coinciden en trabajar unidas contra los recortes al Trasvase y contra la persistente escasez de agua en la Cuenca del Segura, con el fin de evitar daños al sector agrícola y a la producción de frutas y hortalizas. Advierten de los impactos económicos significativos asociados a la pérdida de puestos de trabajo o a la reducción de PIB agrario y de exportaciones, entre otros factores. 

“Dijimos hace tiempo que el cambio climático daría sentido a los trasvases y, los de siempre, se rieron de nosotros. Pero hoy Barcelona está reclamando un trasvase desde el Ebro, que a nosotros nos negaron. Es crucial contar con la colaboración del Gobierno de España y de todas las administraciones. Hacemos un llamamiento para avanzar desde la unidad, desde el pacto con sentido de Estado, con soluciones urgentes y definitivas que garanticen la producción de alimentos saludables en el sureste, que cada día llegan a millones de familias en España y en Europa y que su cultivo supone el sustento de miles de familias y agricultores en la Región de Murcia”, ha dicho Mariano Zapata

Debemos ser capaces de llegar a acuerdos para que la actividad productiva hortofrutícola  de la Región no se vea limitada. Murcia y el sureste necesitan muy poca agua en relación al total disponible en España, hasta en los peores años de sequía. Es asumible si se gestiona bien”, añade.

Precisamente, Lucas Jiménez se ha reunido con Proexport a unas horas de la firma prevista mañana de los convenios entre las 67 comunidades de regantes del Trasvase y Acuamed para la ampliación de las desaladoras y la compra de caudales con un precio subvencionado.

Durante el encuentro se han tratado –entre otros temas - la actualidad de las cuencas del Tajo y del Segura; la situación de los embalses de Entrepeñas y Buendía (que abastecen al Trasvase Tajo-Segura) y la evolución del agua embalsada prevista para los mismos; así como de la posibilidad, según la previsión semestral del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, de que el sistema entre en nivel 2 en el mes de marzo de 2024.

Asimismo, las organizaciones han aprovechado para analizar los retos que enfrenta el sector a medio y largo plazo, y ha destacado la importancia de contar, adicionalmente al Trasvase, con otros recursos como los provenientes de aguas subterráneas, la desalación o la reutilización de aguas regeneradas.

Zapata ha mostrado especial preocupación por la falta de lluvias de los últimos meses y la incertidumbre a la que se enfrentan en 2024: “hemos tenido un otoño totalmente seco y no se prevé que, en lo que queda de diciembre, vaya a llover, por lo que necesitamos que se nos garantice la disponibilidad de agua para sacar adelante las producciones de esta temporada”.

Jiménez, por su parte, ha hecho hincapié “en la necesidad de disponer de agua para poder trabajar. No pedimos otra cosa, la agricultura no existe sin agua. Y necesitamos trabajar mano a mano con las diferentes administraciones de cara al futuro, en cuanto a planificación, costes, y saber qué va a ocurrir con los recursos trasvasados, así como con los provenientes del agua subterránea, de cara a 2027”. 

Proexport y el SCRATS demandan pactos con sentido de Estado para garantizar agua al...