martes. 18.06.2024

La falta de lluvias sigue mermando las producciones de la agricultura de secano en la Región de Murcia. En la segunda reunión de la Mesa del Secano, tras su constitución en enero, se ha analizado la actual situación de estos cultivos que se enfrentan a un nuevo año de sequía.

El Ejecutivo regional y las organizaciones agrarias coinciden en la necesidad de adoptar medidas inmediatas que ayuden a paliar la situación y demandaron al Gobierno de España actuaciones para salvar el arbolado tras los últimos años de sequía prolongada.

“El secano en el Levante se encuentra en una situación de emergencia y necesitamos que se tomen medidas que ayuden a los agricultores y ganaderos. Si la media de lluvias de la Región es de unos 300 litros por metro cuadrado, según los datos que hemos conocido hoy, en la zonas de secano está en 22 litros por metro cuadrado, y este un problema que no solo se vive en la región, se extiende por todo el sureste de España”, aseguró la consejera de Agricultura, Sara Rubira, tras la reunión.

Sara Rubira informó de que los gobiernos de la Región de Murcia y de Andalucía mantendrán un encuentro con los responsables nacionales de las organizaciones agrarias profesionales y cooperativas. “Esta situación afecta al sureste español, por eso el Gobierno de España tiene que conocer la realidad de primera mano e implicarse en las medidas necesarias”, añadió la consejera.

“En esta reunión coincidimos con las organizaciones que el secano se encuentra en una situación límite y requiere acciones inmediatas. Son demasiados años sin lluvias y el arbolado necesita agua para sobrevivir”, aseguró la titular de Agricultura.

Rubira insistió en que “el Gobierno de España tiene que entender que es necesario un cambio legislativo específico que posibilite la aplicación de riegos de socorro en terrenos de secano. La particularidad del secano en la Región de Murcia tiene que comprenderse y apoyarse, de lo contrario estamos ante la pérdida de miles de hectáreas de cultivo”, añadió.

En referencia a las ayudas anunciadas por el Ministerio de Agricultura, Sara Rubira insistió en que “son insuficientes”. Adujo que “necesitamos que se tenga en cuenta que se ponen en peligro no sólo las explotaciones, también el sistema cooperativista. Porque los costes fijos de las cooperativas de vino, almendro y olivo, siguen siendo los mismos con una reducciones considerables de la producción”.

Ecorrégimen para el secano

Desde el Gobierno regional se sigue demandando que se tenga en cuenta las condiciones agroclimáticas de la Región con la creación de un ecorrégimen específico para el secano árido, “para que los agricultores puedan acceder a más ayudas de la Política Agraria Común que incidan exactamente en lo que necesitan”, insistió la consejera.

Por el momento, se ha conseguido que se aprueben ajustes en algunos ecorregímenes y desde el Gobierno regional se han adoptado resoluciones excepcionales por la sequía, a fin de que los agricultores y ganaderos puedan acceder  a las ayudas. Específicamente, el ecorrégimen de cubiertas vegetales, que reduce el periodo en el que debe permanecer viva o en el pastoreo.

Además, el Ejecutivo regional ha incrementado tanto el presupuesto como la intensidad en el seguro agrario con especial incidencia en los cultivos de secano. En concreto, se ha pasado del 15 al 50% en el viñedo, el olivar o los frutos secos. Además, en los cereales la parte subvencionada por la Comunidad ha llegado al 60%.

El secano en el Levante se declara "en una situación de emergencia"