sábado. 20.04.2024

Los primeros datos sobre las mediciones que se llevan a cabo a través de la sondas de humedad, instaladas por la Comunidad Autónoma en el Campo de Cartagena, arrojan como resultado, con carácter general, que el riego y la fertilización que en la actualidad se aplica en los cultivos pertenecientes a la Comunidad de Regantes “se ajustan a las mejores prácticas agronómicas necesarias para el desarrollo del cultivo”, según puso de manifiesto el consejero en funciones de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Antonio Luengo, con ocasión de la reunión que mantuvo con los representantes de dicha Comunidad.  

Luengo detalló que, si bien los equipos instalados se encuentran en funcionamiento desde hace todavía poco tiempo, es preciso abundar más en la investigación que a través de ellos se lleva a cabo para sacar conclusiones que puedan tenerse por definitivas, “se ha podido acreditar que no se produce lixiviado por debajo del sistema radicular de las plantas”.  

“Lo que sí se puede poner de manifiesto es que se está regando y abonando de acuerdo con las necesidades del cultivo, constatación que está en línea con uno de los objetivos primordiales del proyecto, que es la supervisión de un riego y una fertilización óptimos, obteniendo la máxima eficiencia y ahorro y la protección del medioambiente”, aseguró el consejero en funciones. 

La inversión realizada en su día, sustentada por la Comunidad Autónoma y fondos europeos FEDER, ronda los 1,25 millones de euros, permite monitorizar las parcelas agrícolas del Campo de Cartagena a través de una red de lisimetría en más de 44.000 hectáreas de cultivo, midiendo la humedad en distintos niveles del suelo, la conductividad eléctrica del extracto de saturación del suelo, así como la temperatura y humedad relativa en el ambiente y el suelo, y los cambios de nivel del acuífero, entre otros factores.  

El consejero en funciones subrayó que el proyecto está encaminado a “seguir avanzando en la agricultura sostenible de precisión mediante una acción puntera, tanto en el plano nacional como en el internacional, que permite recopilar la información y enviarla al servidor central de la Comunidad de Regantes, mostrando los datos recibidos a los regantes y mejorando su gestión”. 

Además de las 1.012 sondas de humedad (542 sondas en cultivos hortícolas, 398 sondas en cultivos leñosos y 72 sondas en invernaderos) la Comunidad ha instalado 56 caudalímetros, 26 pluviómetros, 25 piezómetros para el control del acuífero y un lisímetro, “lo que demuestra el claro interés del Gobierno regional por la protección del ecosistema”, explicó Luengo.  

Las sondas instaladas en el Campo de Cartagena revelan el uso óptimo de agua y...