lunes. 17.06.2024

En todas partes, pero, especialmente en el Levante, sabemos que el agua es vida. Por ello, todos hacemos pequeños gestos y, gota a gota, se llena el vaso.

 

Desde los regantes que han convertido las huertas del sureste en las más avanzadas tecnológicamente del mundo para optimizar el uso del tesoro líquido, hasta el pintor Pedro Cano que usa medio vaso de agua para pintar a la acuarela, miles de habitantes de estas tierras han interiorizado una serie de pequeños gestos que consiguen optimizar el uso del agua.

 

Porque, en el Levante más que en ninguna otra parte, el agua es vida.

¿Cómo hacemos en el Levante para ahorrar agua?