jueves. 18.07.2024

El cultivo masivo de hortalizas de bajo coste para el mercado europeo está provocando una "catástrofe medioambiental devastadora" en la Región de Murcia, de la que ecologistas germanos y españoles corresponsabilizan a supermercados alemanes, a los que piden una mayor conciencia ecológica.

Según un estudio realizado por la organización ecologista alemana Deutsche Umwelthilfe (DUH) en cooperación con la española Ecologistas en Acción Región Murciana sobre el comportamiento de compra de las cadenas Aldi Nord, Aldi Süd, Lidl, Rewe y Edeka, los supermercados alemanes compran alrededor de una cuarta parte de todos los productos exportados desde la Región.

Los ecologistas subrayaron este martes al difundir este estudio que el cultivo de estas hortalizas ejerce una presión extrema sobre el Mar Menor, la mayor albufera de España, que, agregan, se "asfixia" por el exceso de nutrientes como consecuencia del riego intensivo y la fertilización excesiva.

Casi 663.000 toneladas de verduras producidas en la Región de Murcia son exportadas a Alemania, por lo que también las cadenas de supermercados analizadas tienen su parte de responsabilidad, agregan.

El estudio revela que los minoristas del sector de la alimentación son conscientes de su responsabilidad en lo que concierne a la protección del Mar Menor, aunque su esfuerzo por evitar comportamientos que perjudican el medio ambiente sólo pueden calificarse de moderados, según los ecologistas.

El director ejecutivo de DUH, Sascha Müller-Kraenner, advierte de que "un ecosistema único que alberga especies raras y en peligro de extinción (...) corre el peligro de morir por las verduras baratas de regadío artificial procedentes de una región árida".

Según Müller-Kraenner, las cadenas de supermercados alemanes "deben cambiar de una vez su comportamiento de compra" y "en vez de apostar por hasta cuatro cosechas al año, por fertilizantes artificiales y pesticidas, deberían preocuparse por la renaturalización de las extensiones en torno al Mar Menor".

"Sólo si se protege lo antes posible la laguna de forma sostenible, el ecosistema podrá regenerarse. Los supermercados tienen que reajustar su estrategia de compra y mostrar responsabilidad corporativa para la conservación de la naturaleza", instó.

Para preservar el Mar Menor, DUH y Ecologistas en Acción Región Murciana exigen que los supermercados se responsabilicen de la degradación medioambiental en sus cadenas de suministro y detengan "el daño continuado al Mar Menor causado por sus políticas de compra".

Defienden además una reducción de los campos de cultivo intensivo y su fertilización en beneficio del ecosistema circundante y del Mar Menor y señalan que una menor producción agrícola, que "debiera ser justificada", debe ser "agroecológica, de bajo consumo de agua y a precios justos para el productor".

Al mismo tiempo exigen una "transparencia total" en las cadenas de suministro de alimento -"desde el campo hasta las estanterías de las tiendas"- para información de los consumidores y abogan por una sólida ley europea de regulación de las cadenas de suministro y de sus obligaciones medioambientales.

El estudio de DUH consistió en visitas aleatorias a cadenas de distribución alemanas, en las que se detectaron productos hortícolas y frutícolas de la zona del Mar Menor, entrevistas con las empresas y cuestionarios sobre comportamiento de compra y medidas de protección contra el riego ilegal y para salvar la laguna.

Además, activistas de DUH se manifestaron frente a un supermercado de Berlín para llamar la atención sobre la situación en el Mar Menor. 

Los ecologistas señalan a los supermercados alemanes como uno de los responsables de la...