viernes. 02.12.2022
JORNADA

Las empresas del metal refuerzan su apuesta por la sostenibilidad

La asociación Ambimetal, de FREMM, recuerda a las compañías que no hay otra que reducir la huella de carbono

La jornada sobre 'Huella de Carbono' celebrada pone de relieve que empresarios y directivos de la Región de Murcia deben comprometerse  con la lucha contra el cambio climático.

Las empresas deben reducir su huella de carbono, una actuación que no es opcional, sino un compromiso con la humanidad y su existencia, que afecta a todo el tejido empresarial, con independencia de su tamaño, según se puso de manifiesto en la jornada organizada por Ambimetal, la asociación de responsables de Medio Ambiente de empresas del sector metal, impulsada por la Federación Regional de Empresarios del Metal de Murcia (FREMM).

 

“Que existe un cambio climático está constatado y su influencia se aprecia en la vida diaria. La sostenibilidad, lejos de observarse como un riesgo, debe verse como una oportunidad y debemos aprovechar los fondos que desde las diversas Administraciones públicas están a nuestra disposición para afrontar, de la mejor forma, estos retos”, explicó Pedro Rodríguez Martínez, de la empresa Navantia y presidente de Ambimetal. 

 

El evento se celebró en la federación de empresarios del metal y reunió a empresarios, representantes de la administración regional y consultoras líderes en medio ambiente. La inauguración estuvo a cargo del director del Medio Ambiente Natural, Fulgencio Perona Paños. FREMM y Ambimetal contaron en la organización con la colaboración del Instituto de Fomento de la Región de Murcia, GreenCo2 Consulting e IOTIC Solutions, Navantia y Regenera, además de AENOR.

 

Los expertos abordaron la reducción de las emisiones a la atmósfera desde distintos ámbitos, como el legislativo, las ayudas al fomento de la sostenibilidad, la certificación de emisiones y tipo de empresas más afectadas, así como el cálculo, la reducción y la compensación.

 

También se expuso como caso de éxito durante el evento a Navantia, que está reduciendo su huella de carbono, tras iniciar su cálculo en 2018 y ponerse como reto alcanzar la neutralidad climática en 2040.

 

A día de hoy, Navantia ha reducido en cuatro años su huella de carbono corporativa en un 83% en sus alcances 1, que son las emisiones procedentes de procesos sobre los que la organización tiene control, y alcance 2, que son aquellas asociadas al suministro eléctrico.

 

En lo que respecta a la sede de la empresa en Cartagena, la disminución es del 74%, destacando que, desde 2019, todo el suministro eléctrico es 100%% de origen renovable. Tomando como referencia el Alcance 1, en el centro de Cartagena, se ha reducido en un 19% su Huella de Carbono con las medidas adoptadas, respecto a 2018.

 

Para ello, los astilleros han cambiado las luminarias, instalado placas fotovoltaicas y realizado auditorías de eficiencia energética. También está influyendo el cambio de sistemas de calefacción, sustitución de vehículos de combustible fósil por eléctricos y los planes de movilidad en marcha, junto al uso de las mejores técnicas disponibles en sus procesos, el fomento del horario flexible y la facilitación del teletrabajo, entre otras medidas. La meta de Navantia es alcanzar un mínimo del 26% de reducción en 2030.

Las empresas del metal refuerzan su apuesta por la sostenibilidad
Comentarios