martes. 16.07.2024

La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) ha solicitado "medidas urgentes" este mismo año para el desarrollo del vehículo eléctrico en España ya que si no hay "riesgo de incumplir" con los plazos previstos por la UE para la implantación de este tipo de movilidad.

El presidente de Anfac, Wayne Griffiths, ha subrayado al respecto en el Foro de Nueva Economía que "es tiempo de dejar de discutir y de tomar decisiones" y ha apostillado que "no se puede perder otro año y si perdemos éste, no llegaremos a los objetivos de 2030 y 2035".

Griffiths ha considerado que el momento "es clave para el futuro" de la automoción en España y lo ha relacionado con el "corto plazo" de que disponen los fabricantes para el fin de la producción de los coches de combustión fósil en Europa, señalado para 2035.

"El reto", ha proseguido, "es convertir a España en un centro de producción de la movilidad eléctrica europea y para eso hay que vender ya coches eléctricos" en nuestro país.

Griffiths, también presidente de Seat-Cupra, ha asegurado que en España hasta ahora "no se ha avanzado casi nada" en la comercialización de coches eléctricos, con unas ventas, ha indicado, que copan el 10,3% del mercado "solo seis décimas más que en el primer trimestre del año pasado".

"Seguimos en la cola de Europa" en este tipo de ventas, ha recalcado el presidente de la patronal, quien ha pedido ayudas directas "en el momento de la compra del coche", al contrario de lo que ocurre con los planes Moves, y una menor fiscalidad.

EURO 7 SUPONE 2.000 EUROS MÁS POR COCHE

La normativa Euro 7, que limitará las emisiones contaminantes de los vehículos nuevos que se vendan en Europa a partir del 1 de julio de 2025 para turismos y furgonetas, y el 1 de julio de 2027 para camiones y autobuses, supondrá un coste adicional medio para el consumidor de 2.000 euros por unidad, ha calculado el presidente de Anfac.

Sobre este apartado, ha admitido que Anfac "no está en contra de bajar" las emisiones por combustión, pero para los coches pequeños estas limitaciones "no son posibles por los mayores costes".

"Hemos propuesto al Gobierno posponer la entrada en vigor de la Euro 7, porque si no habrá grandes repercusiones para el país", ha dicho Griffiths, incluido un riesgo aún no previsto de cierre de la planta de Martorell.

"El Euro 7 tendrá un impacto para todos, hay que buscar la solución y confío en el sentido común de que esto no va a suceder", ha agregado.

EL FUTURO CERCANO ES EL COCHE ELÉCTRICO PEQUEÑO

El presidente de Seat-Cupra ha asegurado que los coches pequeños eléctricos llegarán a España en 2025 y ha indicado que "van a democratizar este tipo de movilidad".

Para la venta de este tipo de vehículos, Griffiths ha opinado que "primero tiene que haber coches eléctricos en la calle y compradores, y después viene la infraestructura" de puntos de recarga.

El directivo de Seat-Cupra ha vaticinado que para la ubicación de una nueva planta de baterías en Navarra (Lambaden) "hay que empezar" con la prevista por Volkswagen en Sagunto (Valencia).

"En el futuro", ha apuntado, "ya veremos cuántos coches compran los españoles y cuál es la demanda exterior, para ajustar la necesidad de crear una fábrica de baterías en otros lugares, como en Navarra".

Los fabricantes de automóviles ven riesgo para la movilidad eléctrica