martes. 23.04.2024

La industria automovilística española ha instado este martes a Europa a que abandone su planteamiento defensivo y salga "a ganar" la batalla por el vehículo eléctrico a sus competidores, especialmente China y Estados Unidos, aprovechando bazas como la producción de energía renovable, que podría atraer inversiones.

En ello ha insistido el presidente de la patronal de fabricantes de automóviles Anfac, Wayne Griffiths, que ha llamado al viejo continente a ponerse de acuerdo "rápidamente" y ofrecer una respuesta conjunta, y ha destacado el potencial de España en este escenario de electromovilidad gracias a las renovables.

"Si somos capaces de juntar energía, industria, y tener unas renovables a unos niveles que no tienen otros países, a precio competitivo, sería clave", ha dicho el también consejero delegado de Seat y Cupra.

En opinión de Griffiths, la política industrial debería pasar por "ser competitivo", no sólo respecto a Europa y los países del este, sino, sobre todo, frente a Estados Unidos y China, de ahí que más que una respuesta puramente nacional se necesite una reacción comunitaria conjunta.

A nivel de España y a efectos de atraer a la cadena de valor de la industria automovilística, el presidente de Anfac, que ha reclamado que se atajen otras problemáticas concretas como el absentismo laboral, ve fundamental lo que considera una ventaja competitiva del país, las energías renovables.

Estas no sólo facilitarían una recarga sostenible de los vehículos, sino que además reducirían la huella de carbono de la fabricación del coche.

Apoyo de la Administración a los puntos de recarga

En la primera mesa redonda del 'Foro Anfac' también ha participado el presidente y consejero delegado de Acciona, José Manuel Entrecanales, que se ha referido a la situación de las redes de recarga del vehículo eléctrico en España, cuyo ritmo de desarrollo está afectado por la percepción de los inversores acerca del cliente.

Ello genera, ha dicho, un círculo vicioso, de modo que si el inversor percibe un interés escaso en la electrificación de la movilidad destinará menos dinero a estas infraestructuras, mientras que si el cliente ve que no hay una red amplia, desechará la idea de adquirir un coche eléctrico.

En este contexto, la Administración pública tiene que "romper el escepticismo de los dos lados" mediante la promoción de la inversión y el impulso decidido al establecimiento de estas redes, ha subrayado Entrecanales.

Por su parte, el presidente de Sernauto y de Gestamp, Francisco J. Riberas, se ha referido a los mecanismos de apoyo público a la industria, y aunque ha valorado la existencia de los Perte VEC, ha incidido en que para que las ayudas tengan los efectos esperados tienen que ser eficaces. Esto implica que sean rápidas y que el dinero llegue cuanto antes para que la inversión pueda movilizarse.

El sector del automóvil pide a Europa que 'gane la batalla' del coche eléctrico a China...