viernes. 02.12.2022
CONSTRUCCIÓN

La madera como material de construcción: 5 ventajas

La madera es un material natural elegante y respetuoso con el medio ambiente.

Por sus excelentes propiedades aislantes y su gran potencial estético, se ha convertido, en pocos años, en el material más popular para la construcción de nuevos edificios. 

 ¿Por qué la madera no pasa de moda? Este artículo recopila 5 ventajas destacables a la hora de construir una casa de madera.

 

Un material ecológico 

La madera es un recurso renovable. Los árboles talados para la construcción se sustituyen por otros replantados y se seleccionan estrictamente en bosques certificados y gestionados de forma sostenible. Además, la madera requiere muy poca energía para convertirla en un producto de construcción. Tiene una excelente huella de carbono en comparación con otros materiales combustibles fósiles. 

La construcción de una casa con estructura de madera también reduce el impacto medioambiental de la casa. De hecho, la construcción de una casa de madera consume un 80% menos de agua que una obra convencional de hormigón. Además, genera un 65% menos de residuos. Este elemento natural y de alta calidad, que perdura en el tiempo, le permite disfrutar de una casa más ecológica.

 

Ligereza, modularidad y rapidez de construcción

Una de las ventajas de la madera es su ligereza. La madera es siete veces más ligera que el hormigón. La ligereza de este material ofrece a los arquitectos más flexibilidad y posibilidades a la hora de diseñar una casa.

Otra ventaja de la madera frente a los materiales más tradicionales es que reduce el tiempo de construcción. Los distintos elementos, como el armazón y las paredes, se montan en la fábrica y se transportan directamente a la obra. Pineca casas de madera prefabricadas es una referencia en este ámbito. 

 

 Un aislante acústico y térmico

Aislante por naturaleza, la madera ofrece un excelente rendimiento de aislamiento acústico y térmico. Como tiene una conductividad térmica muy baja, el calor y el frío se transmiten mucho más lentamente que en un edificio convencional.

Tanto en verano como en invierno, una casa de madera ofrece todo el confort necesario, y lo hace mejor que una casa tradicional. Además, la madera regula el nivel de humedad por sí misma, ya que es un material vivo y que respira. 

 

Un ahorro de energía 

Además de su excelente capacidad aislante con el exterior, la madera tiene otra ventaja: su baja inercia térmica. Esto significa que no absorbe el calor del aire cuando se calienta. Por lo tanto, la casa sube de temperatura más rápidamente que una casa convencional.

Con un buen aislamiento y una baja necesidad de calefacción, una casa de madera ahorra energía. Algo bueno tanto para el presupuesto y como el medio ambiente. 

 

Un encanto incomparable

La madera es un material noble y natural que dará a su casa encanto y autenticidad. Elegir la madera como material de construcción es la garantía de una casa cálida donde el bienestar rima con el confort, la ecología y la economía. Además, una casa con estructura de madera no significa necesariamente una casa totalmente de madera. Para un aspecto moderno y elegante, se puede perfectamente combinar con otro material. Cada uno es libre de adaptarla según su gusto.

La madera como material de construcción: 5 ventajas
Comentarios