miércoles. 17.08.2022

La burbuja turística

/img/periodico/img_8422.jpg

El sector turístico es, sin ninguna duda, uno de los pilares que sustentan la economía española. El turismo en España funciona y tira del carro de la economía pero, ojo, porque posiblemente esté viviendo en una burbuja más o menos grande dependiendo de la zona. Esta burbuja viene provocada precisamente por la inestabilidad política y económica que se vive en los países árabes actualmente.

 

¿Es probable que Islas como Baleares tengan una bajada significativa de turistas cuando los conflictos de estos países se acaben? La respuesta es, claramente, sí.

 

Y ello me lleva a otra consideración igualmente importante. En Ibiza, esta semana estábamos comentando con algunos empresarios locales que, aunque parezca increíble, hacía tiempo que no se veía tan poca gente en el mes de julio en algunas playas o conocidos beach clubs cuando normalmente están mucho más que concurridos.

 

La conclusión es nítida. La gente está cogiendo la percepción de que Ibiza es una isla muy cara en la que hay demasiada gente. Al final, y sobre todo en cuanto a turismo nacional, esto influye en que haya muchas personas que no se decidan por Ibiza.


Si hablamos de Baleares en general debemos tener muy presente la variable de los precios. Los empresarios deberían tener en cuenta que incrementos excesivos en las tarifas pueden acabar siendo muy negativos.

 


Por otro lado, el alquiler turístico necesita una regulación urgente y más estricta por muchas razones pero sobre todo por una en este caso. La huida de mano de obra cualificada los meses de verano. A muchos trabajadores muy formados de temporada no les sale a cuenta ir a trabajar por el encarecimiento del alquiler en la vivienda.

 

Además debemos tener en cuenta que necesitamos imperiosamente esta mano de obra muy cualificada, puesto que, con los precios altos que paga el turista, este reclama un nivel de calidad altísimo y debemos dar respuesta a ello si no queremos entrar en un proceso negativo.


Afortunadamente aún para nosotros la economía vive un ciclo expansivo gracias a una situación de tipos de interés muy bajo lo que favorece que la gente vaya de vacaciones. El factor subjetivo que todos tenemos de intentar disfrutar ahora del momento se refleja en la economía. Muchas familias, ante la inexistente rentabilidad del ahorro si que se deciden a incrementar el gasto en vacaciones y viajes.


Se me antoja que los venideros aún serán buenos años para el turismo pero deberíamos mirar hacia un horizonte en el que los países árabes vuelvan a una situación estable. Entonces muchos de nuestros visitantes buscarán destinos vacacionales ahora mismo prohibidos como Egipto, Jordania o Turquía, que tienen un atractivo turístico espectacular.

 

MÁS ARTÍCULOS DE JOSEF AJRAM EN MURCIADIARIO

 

La burbuja turística
Comentarios