martes. 16.08.2022

Trampas psicológicas para ser mejor creativo

/img/periodico/img_8316.jpg

 

No pienses. Pensar es el enemigo de la creatividad. Es auto consciente, y cualquier cosa auto consciente es terrible. No debes intentar hacer cosas. Simplemente debes hacerlas

Ray Bradbury

 

Nuestro cerebro se expone a diario a una cantidad ingente de información imposible de procesar. Para ello recurre a unos atajos mentales que nos ayudan a priorizar dichos datos mediante unos filtros inconscientes.

 

¿No encuentras las llaves del coche que tenías delante de ti? Tu mente te ha jugado una mala pasada.

 

¿Cómo puede la creatividad sacar provecho de estos atajos? En este artículo sobre trampas psicológicas, entenderás cómo.

 

Existen los llamados sesgos inconscientes que determinan la percepción y la toma de decisiones cubriendo huecos que la mente no asimila conscientemente.

 

Así, cuando hablamos de trampas psicológicas, nos referimos a todos los mecanismos que intervienen de alguna u otra manera en la toma de decisiones, en la percepción y las emociones, elementos básicos para conseguir un buen mensaje creativo. Como podemos deducir, son indispensables en toda comunicación de la vida cotidiana y como tal repercute en cualquier idea que queramos transmitir.

 

En creatividad y específicamente en marketing y publicidad, conocer el funcionamiento de dichas trampas es imprescindible para generar buenos contenidos.

 

La neurociencia ha avanzado espectacularmente en los últimos años y aporta evidencias de que son aplicables en cualquier tipo de comunicación.

 

Así, debemos entender las trampas, no solamente como un aspecto negativo (algunas lo son y es necesario saber si somos víctimas de ellas), sino también en su aspecto positivo: algunas ayudan a la comunicación, nos ahorran tiempo y facilitan la toma de decisiones. Las negativas sirven, cuando se conocen, para no incurrir en errores de comunicación y entender que cualquier mensaje creativo puede mejorarse, dado que nuestro cerebro establece una serie de circuitos, bucles y áreas que está sujeto a experiencias, tópicos, rutinas, etc.

 

Las principales trampas (las más comunes) se relacionaran con sus aliados: el inconsciente, la percepción, la persuasión y las emociones para ver cómo influyen en el consumidor.

 

Indudablemente, para asimilar los conceptos profundamente es necesario practicar sobre ejemplos creativos para ver el funcionamiento de la psicología de dichos mecanismos. Así que prepárate para entrenar tus habilidades persuasivas y aprender de las trampas psicológicas para ser mejor creativo.

 

Si quieres saber más sobre estos temas o tienes interés en ideas y experiencias creativas para tu empresa te invito a visitar mi página web www.travelrocks.es

Trampas psicológicas para ser mejor creativo
Comentarios