lunes. 28.11.2022

Argentina suspende las exportaciones de vacuno para controlar la inflación

Argentina ha suspendido las exportaciones de vacuno para controlar la inflación. La suspensión, anunciada el lunes y que durará 30 días, persigue reducir los precios en el mercado nacional en un intento por controlar la inflación, que ronda el 50% anual.

 

En el caso de la carne de vacuno, los precios han aumentado en más de un 65% en la región de Buenos Aires en el último año.

 

Como respuesta a la medida, productores del país sudamericano han reaccionado negándose a dar salida a su producción.

 

Con cerca de 54 millones de cabezas de ganado, más del doble de la producción de Australia, Argentina es uno de los mayores exportadores de carne vacuna del mundo y China se ha convertido en su principal cliente. Antes de la medida de esta semana, se esperaba que la debilidad del peso, combinada con la demanda de los mercados mundiales, debería dar como resultado que las exportaciones argentinas siguieran aumentando al menos durante este 2021.

 

Concretamente, hasta febrero, las exportaciones de carne argentina aumentaron un 23% en los doce meses anteriores, mientras que las exportaciones a China registraron un aumento del 39%. De hecho, Argentina es el segundo proveedor de China solo por detrás de Brasil, con un total de 109.000 toneladas en 2020 y además constituye el destino del 70% de las exportaciones de vacuno argentinas.

 

Dado que la peste porcina africana continúa dejando una enorme escasez de carne en China, la prohibición argentina podría poner a los importadores chinos en dificultades tratando de asegurar el suministro. Como resultado, es previsible una presión al alza sobre los precios mundiales de la carne de vacuno.

 

China, como comprador, ya se consideraba un actor fundamental influyendo en los precios de mercado. Ahora, tendrá que recurrir a otros grandes productores ante la disminución de la oferta mundial.

 

La impactante decisión de Argentina está en línea con preocupaciones globales más amplias sobre el aumento de los precios de los alimentos. Rusia, por ejemplo, ha establecido un impuesto a las exportaciones de cereales.

 

El comercio mundial de carne de vacuno todavía está asimilando la importancia de la suspensión de las exportaciones de Argentina anunciada el lunes, pero ya se están dando reacciones importantes: la carne de res importada de Australia / Nueva Zelanda se cotizó ayer a unos 6 USD/Kg, fácilmente su punto más alto desde el fuerte aumento de precios experimentado en noviembre de 2019.

 

Este suceso se una a una larga lista de factores que desde el año pasado están provocando que los costes de los productos básicos se disparen: incremento de los costes en los fletes, falta de contenedores marítimos disponibles, tensiones geopolíticas, escasez de producción, etc.

Argentina suspende las exportaciones de vacuno para controlar la inflación
Comentarios