lunes. 20.05.2024

Tras contraerse en 2023, el comercio internacional crecerá en 2024

Después de varios trimestres en declive, el comercio internacional parece estar preparado para un repunte en 2024, según el último Informe Mundial sobre el Comercio de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

undefined

En 2023, el comercio global experimentó una contracción del 3%, aproximadamente un billón de dólares, justo a continuación de haber alcanzado un récord histórico en 2022, con 32 billones. A pesar de esta caída a nivel agregado, el sector servicios mostró una gran resiliencia y aumentó un 8%, unos 500.000 millones de dólares, mientras que el comercio de bienes cayó en 1,3 billones de dólares, un 5% respecto al año anterior.

Para ponerlo en contexto, el comercio de bienes registra caídas desde mediados del año 2022.

El cuarto trimestre de 2023 marcó una ruptura con los trimestres anteriores, con el comercio tanto de mercancías como de servicios estabilizándose. Durante este periodo, los países en desarrollo, especialmente aquellos en las regiones de África, Asia Oriental y Asia Meridional, experimentaron crecimiento.

Las principales economías, en cambio, vivieron una contracción generalizada en el comercio de mercancías durante 2023. La notable excepción es Rusia, para la cual las importaciones crecieron un 6% en 2023. Sin embargo, este aumento debe ponerse en contexto con las fluctuaciones monetarias y los niveles muy bajos de 2022. Rusia experimentó un fuerte declive en los niveles de exportación en 2023, en gran medida vinculado a los mercados energéticos. 

Por otro lado, Brasil y la Unión Europea registraron pequeñas tasas de crecimiento positivo en las exportaciones durante 2023. Las estadísticas trimestrales indican un retorno al crecimiento en algunas de las principales economías, incluidas China (+5% en importaciones) e India (+5% en exportaciones). En general, la comparación entre el crecimiento anual y trimestral sugiere una mejora significativa en las tendencias de varias economías, sin embargo, las estadísticas generales para 2023 siguen siendo negativas.

Durante 2023, el rendimiento comercial fue distinto entre los países en desarrollo y los desarrollados, con los primeros experimentando una caída de aproximadamente el 4% y los últimos alrededor del 6%. No obstante, estas tendencias se revirtieron en el último trimestre de 2023, con los países en desarrollo retomando el crecimiento mientras que el comercio en los países desarrollados se mantuvo estable.

Las tensiones geopolíticas continuaron afectando los flujos comerciales bilaterales, como lo demuestra Rusia al reducir su dependencia comercial de la Unión Europea mientras aumenta su dependencia de China. Además, la interdependencia comercial entre China y Estados Unidos disminuyó aún más en 2023.

A nivel regional, el crecimiento agregado ha sido negativo, aunque el comercio entre las economías africanas desafió la tendencia global al aumentar un 6% en 2023, mientras que el comercio intrarregional en Asia Oriental cayó un 9% y en América Latina un 5%.

Por sectores, la mayoría de las industrias experimentaron disminuciones en el valor comercial, con excepciones como los productos farmacéuticos, equipos de transporte y vehículos de motor, que crecieron un 14%, impulsados principalmente por la demanda de vehículos eléctricos. En este sentido, la caída en los precios de las materias primas ha contribuido en ese descenso.

Por el contrario, sectores como la confección, la química y los textiles experimentaron caídas significativas en 2023. Sin embargo, la mayoría de los sectores se recuperaron en el cuarto trimestre de 2023, excepto la confección, donde el comercio se contrajo aún más.

Entre los servicios, el turismo y los servicios relacionados con los viajes mostraron el mayor repunte, aumentando casi un 40% el año pasado.

Según el citado informe, durante los últimos dos años, la proximidad geográfica del comercio internacional ha permanecido relativamente constante y desde la última parte de 2022 los patrones de comercio bilateral han estado favoreciendo el comercio entre países con posturas geopolíticas similares. 

Los datos disponibles para el primer trimestre de 2024 sugieren una mejora continua en el comercio global, especialmente teniendo en cuenta la moderación de la inflación global, las previsiones de crecimiento económico y previsiones comerciales para productos relacionados con el medio ambiente, como el vehículo eléctrico.

Sin embargo, las tensiones geopolíticas y las interrupciones en las cadenas de suministro persisten como factores clave que influyen en las tendencias comerciales bilaterales y requieren una vigilancia continua. Las interrupciones en las rutas de envío, particularmente aquellas relacionadas con problemas de seguridad en el Mar Rojo y el Canal de Suez, así como los efectos climáticos adversos en los niveles de agua en el Canal de Panamá, tienen el potencial de aumentar los costes de envío, prolongar los tiempos de viaje y perturbar las cadenas de suministro.

Tras contraerse en 2023, el comercio internacional crecerá en 2024