lunes. 28.11.2022

La economía mundial puede perder 4.000 M$ debido al impacto de la Covid-19 en el turismo

El desplome del turismo internacional por la pandemia de coronavirus puede provocar una pérdida de aproximadamente cuatro billones de dólares al PIB mundial entre los años 2020 y 2021, según un informe de las Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

 

La pérdida estimada ha sido causada por el impacto directo de la pandemia en el turismo y su efecto dominó en otros sectores estrechamente vinculados a ella.

 

El informe, presentado conjuntamente con la Organización Mundial del Turismo de la ONU (OMT), señala que el turismo internacional y sus sectores estrechamente vinculados sufrieron una pérdida estimada de 2,4 billones de dólares en 2020 debido a los impactos directos e indirectos de una fuerte caída en las llegadas de turistas internacionales.

 

Para este 2021, podría tener lugar una pérdida similar, advierte el informe, señalando que la recuperación del sector turístico dependerá en gran medida de la extensión de la vacunación a nivel mundial, condicionando así el reinicio del turismo, la recuperación de puestos de trabajo y generación de recursos en países en desarrollo, muchos de los cuales dependen en gran medida del turismo internacional. De hecho, es en los países desarrollados donde la vacunación está teniendo lugar con mayor intensidad, a diferencia de los países menos desarrollados, por lo que en estos países las pérdidas en el turismo son mayores y afectarán durante más tiempo. De hecho, las tasas de vacunación contra la Covid-19 oscilan desde menos del 1% hasta el 40%-60% en algunos países desarrollados.

 

Según el informe, el despliegue asimétrico de vacunas magnifica el golpe económico que ha sufrido el turismo en los países en desarrollo, ya que podrían representar hasta el 60% de las pérdidas totales.

 

Además, según la OMT, no se espera un retorno a los niveles de llegada de turistas internacionales anteriores a la pandemia hasta al menos 2023. Las principales barreras son las restricciones de viaje, la lenta contención del virus en algunos países, la baja desconfianza de los viajeros y un panorama económico todavía incierto.

 

Pese a que para la segunda mitad de este año sí que se espera un repunte considerable, el informe de la UNCTAD aún muestra una pérdida de entre 1,7 y 2,4 billones de dólares en 2021, en comparación con los niveles de 2019 y, de acuerdo al informe, la reducción del turismo provoca un aumento del 5,5% en el desempleo de mano de obra no cualificada.

 

En julio del año pasado, la UNCTAD estimó que una paralización del turismo internacional de cuatro a doce meses costaría a la economía mundial entre 1,2 y 3,3 billones de dólares, pero las pérdidas son mayores de lo esperado, ya que incluso el peor escenario proyectado por la UNCTAD el año pasado resultó ser optimista, pues 15 meses después del inicio de la pandemia la situación no mostraba indicios de recuperación.

 

Según la OMT, las llegadas de turistas internacionales disminuyeron alrededor de 1.000 millones (un 74%) entre enero y diciembre de 2020. En el primer trimestre de 2021, la OMT estima una disminución del 84% respecto al año pasado.

 

Los países en desarrollo han soportado la mayor parte del impacto de la pandemia en el turismo, sufriendo las mayores reducciones en las llegadas de turistas en 2020, estimadas entre el 60% y el 80% y afectando mayormente al Sudeste Asiático, Oceanía, África del Norte y Asia Meridional, mientras que las menos afectadas son América del Norte, Europa Occidental y el Caribe.

La economía mundial puede perder 4.000 M$ debido al impacto de la Covid-19 en el turismo
Comentarios