lunes. 17.06.2024

El sueldo más frecuente se sitúa en torno a los 1.321 euros mensuales (18.490 euros anuales), según la última Encuesta Anual de Estructura Salarial del Instituto Nacional de Estadística (INE). En España, los trabajadores están acostumbrados a cobrar la nómina a final de mes, siendo el periodo más frecuente entre los días 30 y 5 de cada mes. Aunque el salario mensual permite disponer de todo el dinero para afrontar pagos elevados (cuota de la hipoteca, pago del alquiler, la letra del coche, etc.), también puede suponer un problema a la hora de llegar a fin de mes, debido principalmente a los ciclos de consumo y a los gastos inesperados. Por este motivo, pedir un anticipo de nómina es cada vez más común.

 

¿Qué es un anticipo de nómina?

Un anticipo de nómina es un tipo de préstamo a corto plazo, que por norma general debe amortizarse entre tres y seis meses, aunque algunas entidades establecen hasta un año de plazo. El importe anticipado suele ir desde el valor de la nómina del trabajador hasta tres veces el valor del sueldo neto, dependiendo de la entidad bancaria. Algunas entidades ofrecen hasta 12.000 euros. A diferencia de otros instrumentos bancarios, los préstamos de adelanto de nómina no suelen tener ningún tipo de comisión o interés. De esta forma, los trabajadores pueden obtener liquidez de la nómina de manera anticipada, ya sea para hacer frente a pequeños gastos o imprevistos, con unas condiciones favorables.

 

Hoy en día, los trabajadores pueden encontrar varias entidades bancarias y financieras que ofertan este tipo de préstamo, tal como señalan desde el comparador de productos financieros Financer España. BBVA, Banco Santander, Openbank, Bankinter, CaixaBank, Cofidis o Welp son algunas de las entidades donde los trabajadores pueden solicitar un adelanto de nómina. El principal requisito es tener domiciliada la nómina en el banco al que se vaya a pedir el anticipo, ya sea en la cuenta corriente habitual o una cuenta nómina especial. En cualquier caso, cada entidad puede exigir otro tipo de condiciones, como tener cierta antigüedad o un buen perfil financiero. Además, también hay que tener en cuenta que los bancos realizan un análisis para saber la capacidad de endeudamiento del trabajador, examinando el historial crediticio y la situación económica.

 

¿Cuándo solicitar un anticipo de nómina?

El anticipo de nómina es la principal solución a la falta de liquidez de los trabajadores. Con esta fórmula, la entidad bancaria adelanta el pago del salario unos días para que los trabajadores pueden disponer de ese dinero y hacer frente a problemas transitorios de liquidez. Uno de los aspectos más interesantes de este instrumento bancario es que la confirmación es inmediata, ya que, al tener domiciliada la nómina, la entidad conoce el perfil del trabajador y puede realizar el análisis de solvencia de una forma rápida. En algunos casos, la única diferencia con el pago de la nómina es la fecha en la que se realiza el ingreso del dinero, debido a que las condiciones de financiación son más atractivas que otras opciones de financiación.

Qué es y cuándo puedes solicitar un anticipo de la nómina