jueves. 28.09.2023

El crédito concedido por las entidades financieras a las familias durante el mes de julio descendió un 1,8% en comparación con el mismo mes en el año anterior, hasta rondar los 688.000 millones de euros, mientras que la financiación a empresas lo hizo un 2,8%, hasta los casi 928.000 millones.

Según los datos publicados esta semana por el Banco de España, la financiación a familias ha quedado en ese nivel tan bajo después de haber descendido hasta un 1,6% respecto al saldo de junio, en tanto que el crédito otorgado a empresas sí se ha anotado un ligero ascenso del 0,28% respecto del mes anterior.

En el apartado de familias, el crédito destinado al consumo llegó a 97.350 millones, un 3,9% más que en 2022 y un 0,4% más elevado que en junio, mientras que el destinado a vivienda, en el que se incluyen las hipotecas, se sitúa en los 501.585 millones y registra una bajada del 3,1% en tasa interanual y un 0,34% menos que el mes anterior.

En la cartera de las empresas, los préstamos de entidades financieras acumularon 470.148 millones, lo que se traduce en una caída del 3,2% en tasa interanual y un aumento del 0,19% respecto a junio.

Sin embargo, la financiación de valores representativos de deuda, en el que se incluyen bonos, obligaciones, pagarés y otros valores negociables no representativos, descendió un 7,1% en comparación con 2022, pero subió un 0,32% respecto a junio.

En relación a los préstamos exteriores, las empresas percibieron un saldo de 329.224 millones, un 0,4% menos de tasa interanual.

El crédito a las familias cae en julio un 1,8% y a las empresas un 2,8%