martes. 25.06.2024

Un total de 143 locales han solicitado a la concejalía de Espacios Públicos colocar barras en la vía pública, con motivo de las Fiestas de Primavera. El 3 de marzo terminaba el plazo para solicitar al ayuntamiento su instalación en la ciudad, barrios y pedanías, tras aprobar las bases en Junta de Gobierno.

Este año su concesión conlleva el cumplimiento de mayores medidas para mejorar la seguridad, la accesibilidad y para que no se sobrepasen los decibelios permitidos. Una vez finalizado el período de petición, se estudiará por parte de la concejalía que cumplan todos los requisitos para poder otorgar el permiso.

El objetivo del ayuntamiento es garantizar unas fiestas seguras, buscando el equilibrio entre la celebración de esas jornadas festivas y el descanso vecinal.

Las principales novedades con respecto al pasado año es la obligación de disponer de aseos, que no se sobrepase el volumen y horario de la música para respetar el descanso vecinal, y la aplicación de la normativa actual de seguridad para garantizar la accesibilidad.

Respecto a los aseos en las Bases Generales se ha incluido como novedad con respecto al pasado año que los locales que obtengan la autorización, aunque no vayan a prestar servicio en el interior, han de permitir a los usuarios de la barra el acceso a los baños de sus locales o, en su defecto, contratar aseos portátiles para los consumidores.

En cuanto a la música en la calle destacar como novedad, y para generar el mínimo de molestias a los vecinos, que el ayuntamiento de Murcia también va a regular el volumen de la música, teniendo que disponer los locales limitadores para que la música no supere los niveles autorizados. Además el horario del uso de equipos de reproducción musical o de sonido será de 12 a 22h como máximo, al tratarse de un evento de especial interés turístico y social.

Las barras instaladas también deben respetar la accesibilidad de vehículos y peatones

Otra de las novedades que conllevan las Bases para aprobar estas licencias es que se mejora la seguridad, estableciendo unas medidas para que puedan circular sin dificultad los vehículos de emergencia. En concreto se ha establecido que se deberá respetar en todas las calles una anchura libre mínima de 3,5 metros y una altura libre mínima de 4,5 metros. En las zonas de ángulos de calles donde se pueda prever el giro de vehículos de emergencia, se deberá dejar libre de obstáculos desde la esquina una longitud de 7 metros con ancho de paso libre de 7,20 metros.

Además se deberá respetar la accesibilidad necesaria a los zaguanes de los edificios de viviendas, que permitan el acceso a camilla o sillas de ruedas para una posible evacuación de residentes, debiendo dejar un paso libre frente a cada zaguán más ancho que en 2023, pasando de 1,50m a 1,80m.

Igualmente se ha contemplado la mejora de la accesibilidad para todos los ciudadanos incluyendo en estas Bases como novedad que en ningún caso se bloqueará ni se invadirán los espacios destinados al paso de itinerarios peatonales accesibles, ni a pasos peatonales, pasos ciclistas, accesos a portales, garajes y otros, ni se alterarán pendientes longitudinales ni transversales de sus vados. Al igual que su ubicación, ya que se establece que las barras deberán orientarse de manera que el público acceda desde la zona peatonal, evitando que los peatones invadan los carriles de circulación.

De igual manera tampoco podrán instalarse barras en el espacio peatonal que ocupan las paradas de taxis y las paradas de bus urbano, ni en su ámbito, es decir, debe mantenerse libre de obstáculos los espacios de calzada y de acera.

Por último recordar que el pasado año se concedió la instalación de 122 barras para ambas jornadas de las Fiestas de Primavera.

143 locales murcianos quieren sacar sus barras a la calle en las Fiestas de Primavera