lunes. 15.07.2024

 

La campaña de la declaración de la renta de 2023 encara sus últimos días y muchos contribuyentes apurarán hasta el último momento para presentar este trámite anual. Sin embargo, es primordial que aquellas personas que están obligadas a hacer su IRPF no se olviden y lo hagan de forma correcta, ya que Hacienda tiene preparada una batería de sanciones para aquellos que cometan un error o no la entreguen a tiempo.

Multas y recargos por no presentar a tiempo

Según informan los expertos de TaxDown, una de las sanciones más recurrentes es aquella por no presentar el IRPF a tiempo, en el que se abren varios escenarios.

Si la declaración de la renta nos sale a pagar y Hacienda no nos ha enviado un requerimiento para avisarnos, la multa dependerá del tiempo en que se tarde en presentar. De tal modo que, si se envía en el mes de Julio, se cargará un interés del 1% más otro 1% por cada mes completo, por lo que si la presentamos en Julio pagaremos un 1%, si lo hacemos en Agosto un 2% ... y así sucesivamente mes a mes, con lo que es importante dejarla hecha lo antes posible para que el interés no siga creciendo. Además, a partir de los 12 meses, el recargo pasa a ser ya del 15% junto a los intereses de demora correspondientes.

En el caso de que recibamos un requerimiento por parte de Hacienda (las conocidas como “cartas del miedo”), la penalización consistirá en el pago de entre el 50% y el 150% del total de la deuda, un cobro que puede aumentar si Hacienda considera que ha sufrido un perjuicio económico o si esto ya ha ocurrido en otras ocasiones. Y nos dará un plazo para presentar nuestra declaración antes de iniciar un procedimiento sancionador.

Por otro lado, hay personas que les sale a devolver o les sale el resultado a 0€ y no la presentan, ya sea por desconocimiento o por descuido. Desde TaxDown recuerdan que esta práctica también acarrea una sanción, que podría llegar a alcanzar los 100 si Hacienda no nos requiere y hasta los 200 euros si recibimos una carta por parte de la Agencia Tributaria.

Sanciones por presentar a tiempo pero no hacer el pago a la Agencia Tributaria

También hay otro escenario en el que podemos recibir una de estas “cartas del miedo” de Hacienda: si hemos presentado nuestra declaración a tiempo pero no hemos pagado la deuda correspondiente (porque hayamos puesto mal el IBAN, no nos quedaran fondos en el banco… etc.).

En el caso de pagar voluntariamente una vez nos hayamos dado cuenta, tendremos un recargo del 5% sobre la cantidad dejada de pagar.

Si por el contrario, llega la “carta del miedo” para avisarnos, el recargo puede ser desde el 10% hasta el 20%.

Hacienda tiene 4 años para avisarnos por los errores cometidos en esta campaña

El periodo de revisión por parte de la Agencia Tributaria de los trámites fiscales por el impuesto a la renta de las personas físicas puede alargarse hasta 4 años. Por ello, aunque se acabe la campaña de 2023, Hacienda tiene hasta 2028 para avisarnos de los fallos cometidos este año y podría enviarnos una carta pasado el tiempo.

Más de nueve millones de españoles aún no habían presentado su IRPF en junio

Según datos de la Agencia Tributaria, ya habrían presentado su declaración de la renta un total de 15.240.082 contribuyentes. Teniendo en cuenta que el año pasado se llegaron a presentar más de 22.800.000 declaraciones aún quedarían casi 8 millones de contribuyentes que todavía no han presentado su IRPF en esta campaña.

Por eso, TaxDown se posiciona como la herramienta perfecta para ayudar a todos estos contribuyentes a presentar su declaración de la renta con el máximo ahorro y aprovechando todas las deducciones autonómicas.

Las “cartas del miedo” que puede enviar Hacienda a partir del 1 de julio