jueves. 18.07.2024

El Grupo CaixaBank obtuvo un beneficio neto atribuido de 855 millones de euros en el primer trimestre del año, un 21,1% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, un resultado sólido, fruto del dinamismo comercial y de la fortaleza del balance de la entidad, pese al contexto de incertidumbre financiera. 

De esta manera, CaixaBank continúa con la mejora de la rentabilidad sobre los recursos propios (ROTE), que alcanza el 10,5% al cierre del primer trimestre, todavía por debajo del coste de capital, aunque muy superior al 7,6% del mismo periodo del año anterior. Además, la ratio de eficiencia (12 meses) mejora y baja hasta el 48,2%. 

Asimismo, en este trimestre, la entidad ha registrado en sus cuentas el impuesto extraordinario a la banca por un importe de 373 millones de euros, lo que ha supuesto restar el 30% de los beneficios del Grupo. 

El consejero delegado, Gonzalo Gortázar, ha resaltado que la entidad ha iniciado el año “con una muy buena dinámica comercial en un periodo en el que la economía se ha mostrado más resiliente de lo previsto”. Además, Gortázar también ha destacado “la privilegiada posición en liquidez y solvencia de la entidad, con más de 132.000 millones de euros de activos líquidos y una cómoda ratio de capital del 12,6%”. 

El ejecutivo ha subrayado que “la mejora del resultado atribuido supone una buena noticia no solo para nuestros accionistas, entre los que destacan la Fundación “la Caixa” y el FROB, sino también para nuestros clientes, porque refleja nuestra capacidad para apoyar sus necesidades, y para la sociedad, porque contar con un sector financiero fuerte y confiable es clave para dinamizar la economía y la actividad empresarial”. 

El margen bruto crece un 16,7%, impactado por el impuesto extraordinario a la banca por un importe de 373 millones de euros.

Los recursos de clientes se sitúan en 614.608 millones de euros, con un crecimiento del 0,5% en el trimestre, después de que la entidad haya conseguido unas suscripciones netas cercanas a 3.800 millones de euros, con especial pujanza de los fondos de inversión y los seguros de ahorro.

La nueva producción de crédito interanual aumenta en todos los segmentos: hipotecas (+6%), consumo (+4%) y empresas (+21%). El crédito sano alcanza los 351.215 millones de euros y se mantiene estable en el año, pese al aumento de las amortizaciones, principalmente en el segmento hipotecario.

La morosidad continúa en mínimos históricos (2,7%), con una ratio de cobertura del 76% tras subir dos puntos desde diciembre. Además, los saldos dudosos descienden hasta los 10.447 millones de euros, con una reducción de 243 millones de euros en el trimestre.

La entidad disfruta de una privilegiada posición en liquidez y solvencia, con más de 132.800 millones de euros de activos líquidos y una cómoda ratio de capital del 12,6%.

CaixaBank mantiene un fuerte compromiso con el acceso a la vivienda y cuenta con 11.207 pisos en su programa de alquiler social. La entidad ha aportado más de la mitad del total de inmuebles que el sector ha cedido al Fondo Social de Viviendas.

CaixaBank dispara las ganancias hasta marzo: crecen un 21%