viernes. 19.07.2024

Grupo Caliche da un paso en su compromiso con la sostenibilidad. La compañía se ha marcado como objetivo reducir sus emisiones de CO2 un 50% para el año 2027. Una meta que se enmarca en su plan con la protección del planeta y cuidado de los recursos naturales. De momento, ya ha conseguido reducir su huella de carbono un 35% desde 2017 y ahora amplía su compromiso con una meta más ambiciosa que valida con el sello de cálculo de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de CO2 que ha certificado AENOR y otorgado el Ministerio para la Transición Ecológica.

Carmen Sicilia, directora de Calidad y Sostenibilidad y consejera de Caliche, ha señalado que “nos encontramos en un proceso de constante crecimiento, en el que el compromiso con el medio ambiente es un eje fundamental. Avanzamos día a día en nuestro camino para ofrecer a nuestros clientes servicios cada vez más sostenible”.

Para hacerlo realidad, la compañía seguirá trabajando en diferentes áreas. Entre ellas, destaca la ampliación de la flota con vehículos de bajas emisiones y la colaboración con entidades como la Fundación Isaac Peral y partners sostenibles para trabajar con los recursos y las herramientas más eficientes del mercado.

Otra de las líneas que se han planteado es seguir invirtiendo para lograr la autosuficiencia energética de sus centros logísticos mediante la instalación de placas fotovoltaicas, tecnología de control de reducción de consumos energéticos, optimización del agua y tecnologías de generación de residuos y reciclaje.

Además, Grupo Caliche tiene previsto aumentar las rutas de transporte multimodal, también conocidas como ‘rutas verdes’, para reemplazar las tradicionales con el fin de optimizar el consumo de combustible y agilizar los desplazamientos.

Caliche es una empresa adherida al Pacto Mundial de la ONU y trabaja continuamente para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La compañía está especialmente comprometida con el ODS 13, que busca adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

Caliche reduce un 35% su huella de carbono y se fija como objetivo llegar al 50% en 2027