sábado. 15.06.2024

La Escuela de Conductores de Cáritas Diócesis de Cartagena y Disfrimur, creada en 2021, se ha consolidado en este tiempo en un espacio donde personas en situación de vulnerabilidad pueden adquirir y mejorar sus habilidades, aptitudes y certificaciones necesarias para acceder a empleos dignos en el sector del transporte.

Esta tercera edición está compuesta por diez aspirantes -8 hombres y 2 mujeres- procedentes de los municipios de Murcia, Molina de Segura, Torre Pacheco, Totana y Fuente Álamo. Aquellos alumnos que completen exitosamente ambos bloques podrán firmar un contrato laboral de seis meses con Disfrimur, iniciando así su carrera profesional en el sector del transporte de mercancías.

El grupo ha finalizado el bloque transversal de formación ocupacional y competencial de 80 horas, que han seguido en las instalaciones de Disfrimur y Cáritas parroquial San Benito. Ahora inician otro bloque que les proporcionará conocimientos teóricos y prácticos para la obtención de los permisos de conducir tipos C y EC, así como el título de carretilla, el carnet de manipulación de alimentos y el certificado de aptitud profesional inicial (CAP).

Autoescuelas San Nicolás es una pieza clave en este proyecto. El centro se adapta a los participantes, ofreciéndoles una formación de calidad en su red de sedes distribuidas en distintos municipios de la Región de Murcia

Francisco Sánchez, secretario general de Cáritas, agradece "la implicación de Disfrimur con Cáritas, y las oportunidades laborales que ofrece a las personas que buscan un empleo estable y de calidad, incorporándolas a su plantilla". Además, reconoce "el esfuerzo y constancia demostrado del alumnado en su proceso de aprendizaje", añade Sánchez.

Por su parte, Juan Jesús Sánchez, director general de Disfrimur, ha señalado que ““en Disfrimur, estamos comprometidos con la responsabilidad social y creemos firmemente en la capacidad transformadora de la formación. La Escuela de Conductores no solo mejora las habilidades técnicas de los participantes, sino que también fortalece su autoestima y confianza, preparándolos para enfrentar con éxito el mercado laboral. Nos enorgullece colaborar con Cáritas en esta iniciativa y ver cómo estos futuros conductores avanzan hacia un empleo digno y seguro."

La Escuela de Conductores de Disfrimur y Cáritas cumple tres años