miércoles. 24.04.2024

La Comunidad, a través Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Medioambiental (Imida), participa en el proyecto europeo ‘Aracne’, que pretende recuperar el patrimonio cultural de la seda, así como difundir y poner en valor las soluciones científicas creadas a partir de esta fibra procedente del gusano de seda. 

El consejero en funciones, Antonio Luengo, aseguró durante la jornada de presentación del proyecto que “esta iniciativa pretende ser una herramienta para presentar el patrimonio cultural y paisajístico, conectando así la cultura, la tradición y la nueva producción industrial dentro de una red ideal de intercambios y visiones entre los diferentes países europeos”. 

Las instalaciones del Imida están ubicadas en la originaria Estación Sericícola de Murcia, referente de la seda en España, y creada hace 131 años para difundir los nuevos avances en el cultivo de la morera y la crianza del gusano y el procesado de este hilo, “que durante siglos tuvo gran importancia en la industria y el comercio mundial”, recordó Luengo. 

Señaló que “actualmente estamos desarrollando proyectos de investigación para la utilización de biomateriales y nanopartículas procedentes de la seda que pueden tener interesantes aplicaciones biomédicas, farmacéuticas o alimentarias”. 

El titular en funciones de Agricultura, como ejemplo, puso en valor “un avance para el tratamiento del cáncer de tracto urinario superior consistente en una cobertura natural procedente de la fibroína de seda para liberar quimioterapia, integrada en un stent intraureteral biodegradable, que se descompone paulatinamente, evitando tener que reintervenir al paciente para retirarlo”. Esta innovación médica y probada en animales ha sido desarrollada por el Imida en colaboración con el Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón y el Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria. 

Entre los objetivos del proyecto ‘Aracne’ destaca el renacimiento de un ecosistema europeo de innovación de la seda, la co-creación de soluciones creativas basadas en la seda o el apoyo al establecimiento de una Ruta de la Seda europea, basada en el patrimonio cultural tangible e intangible de la seda y los paisajes. 

Luengo aseguró que “la puesta en marcha del proyecto incluye un inventario del patrimonio de la sericultura, conocimiento que estará disponible no solo con fines turísticos para las personas que viajen por la futura Ruta Europea de la Seda, sino también para clasificar y registrar todos los diferentes cultivares de morera y razas de gusanos de seda, rastreables en los territorios involucrados, y recuperar su historia”. 

“También tiene gran importancia en el resurgir de esta industria pues una vez reproducidas y seleccionadas, las plantas y los gusanos de seda estarán disponibles para que los agricultores europeos produzcan seda de kilómetro cero y varios subproductos de alta calidad para diferentes usos”, explicó. 

El consejero en funciones afirmó que “evitará la pérdida de conocimientos y habilidades técnicas y culturales tradicionales, lo que ha provocado una merma en la producción de esta fibra y, en consecuencia, ha dañado la competitividad de estas empresas en moda, arte, diseño y comunicación de producto”. 

En el proyecto participan 11 socios y tres asociados de siete países. El Imida se encargará de recopilar información y datos sobre la herencia cultural de la seda en el contexto local de Murcia y la recreación del patrimonio europeo de la morera mediante la identificación de las variedades antiguas de morera disponibles en la colección de germoplasma del Instituto.  

Además, recreará el patrimonio europeo del gusano de seda y su producción local y desarrollará un mapa virtual con todos los puntos de interés de la Ruta Cultural Europea de la Seda, así como la gamificación en un museo virtual de la ciencia de la seda con contenidos, contexto histórico y el uso de nuevas tecnologías digitales como mapas virtuales o realidad aumentada, entre otros. 

Durante la jornada se homenajeó al doctor José Luis Cenis Anadón, a Felipe González Marin, a Alfonso Albacete Zamora, a Pedro Olivares Galváñ, a José Antonio Caravaca Martínez, a la Peña Huertana La Seda y a la Fundación Integra digital, por su trabajo en la institución y en otros ámbitos en el fomento del conocimiento, su difusión y conservación del patrimonio de la seda. 

El Imida trabaja en la creación de un ecosistema de innovación basado en la seda y sus...