miércoles. 24.04.2024

El Gobierno regional y el sector agrario han rechazado los criterios de reparto de las ayudas por la sequía establecidos por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

El consejero en funciones de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, mantuvo una reunión con los representantes de las organizaciones agrarias y federación de cooperativas donde mostraron su rechazo al sistema de distribución territorial expuesto por el Ministerio para los 276 millones de euros de ayudas directas para los afectados por la sequía.

Luengo explicó que “la Región va a ser de nuevo maltratada en la distribución de fondos, ya que el que es sin duda el territorio más afectado por la sequía, apenas va a recoger una escasa cantidad con la modulación realizada por el Gobierno central”.

Por ello, en la reunión mantenida se acordó remitir una carta conjunta al Gobierno central, adjuntando un informe elaborado por el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Medioambiental (Imida), junto a las Oficinas Comarcales Agrarias (OCA) y las Organizaciones Profesionales Agrarias (OPA), sobre el impacto de la sequía en la Región y planteando varias peticiones.

“Estas son un ajuste en la zonificación por provincias, que permita incluir el almendro de secano en la zona 1 y los agricultores puedan recibir el cien por cien de las ayudas; que no se excluya a los agricultores que no son beneficiarios de la PAC; y una reducción del límite de hectáreas que propone el Ministerio para recibir las ayudas a la mitad, de modo que se pueda incrementar el número de beneficiarios”, detalló el consejero en funciones.

Antonio Luengo indicó que “la distribución por cultivos y territorios no se ha realizado en base a los criterios objetivos de la red de estaciones meteorológicas de AEMET, que nos puede decir minuto a minuto la situación actual de un territorio, sino en base al incremento de los costos de producción motivados por la crisis de Ucrania, por lo que, en consecuencia, los cultivos de secano vuelven a ser los grandes perjudicados en esta distribución”.

Así el 74% de los fondos (276 millones de euros) se van a destinar a subvencionar las pérdidas producidas en los cultivos herbáceos de invierno de secano, de escasa relevancia superficial en nuestra comunidad, y solo un 22% se va a destinar a los cultivos de frutales de hueso, pepita y frutos secos, tanto para secano como de regadío, dejando un 4% para la superficie de tomate de industria y arroz que no se haya podido sembrar. “De este modo, se quedan sin ayuda cultivos como el olivo y la viña, al menos hasta que se produzca por la Comisión Europea la distribución del fondo de  crisis”, expuso.

Como resumen del informe que se remite al Ministerio, se indica que se han producido pérdidas de producción del 100 por cien en el caso del cereal, de casi un 69% en el viñedo, a lo que hay que añadir entre el 5 y el 8% de pérdidas en cepas secas, del 47% en el almendro, del 43% en aromáticas, para las que también se reclama su inclusión en los cultivos objeto de ayuda, y aproximadamente del 40% en albaricoquero y olivar.

El total de pérdidas por sequía en la Región de Murcia se sitúa en los 70 millones de euros, siendo las comarcas más afectadas las del Altiplano y el Noroeste, con 19 y 14 millones de euros, respectivamente; mientras que el total de pérdidas producidas hasta la fecha por daños climatológicos asciende a 173 millones de euros, sin contabilizar aún los producidos el miércoles.

El sector agrícola murciano rechaza los criterios de reparto de las ayudas por la...