jueves. 22.02.2024

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, mantendrá este jueves un ecuentro con empresarios y la patronal para alcanzar un acuerdo; un Plan Regional que rescate al sector de la hostelería, después de decretar el cierre 14 días de todos los bares, y restaurantes en la Región.

 

El Gobierno murciano planteará ayudas directas al sector de la hostelería y la restauración que les permitan cubrir los costes del alquiler durante las dos semanas que tendrán que cesar su actividad a partir de este sábado, así como para costear los productos perecederos que hayan podido perder o compensar parte del pago del IBI de sus locales.

 

Esas son algunas de las medidas que se pondrán sobre la mesa en la reunión que esta tarde mantendrá el presidente autonómico, con representantes de la patronal CROEM y de los sectores de la hostelería y la restauración para poner en marcha un “plan de rescate” del sector.

 

José María Albarracín, presidente de CROEM, muy crítico con esta medida, y que este miércoles mantuvo ayer una reunión virtual con la presidenta y el vicepresidente de la Federación de Municipios de la Región de Murcia, Mª Dolores Muñoz y Víctor López, respectivamente, ya adelantó algunas de estas medidas para adoptar con carácter inmediato y que contribuyan a paliar el desastre económico a los que se ven abocados el comercio, el turismo, la hostelería y la hotelería.

Estas medidas serían las siguientes:


    1. Reducción o exoneración del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

    2. Exención total de tasas de recogida de basura, alcantarillado, etc. al menos durante el primer semestre de 2021.

    3. Exención total de la tasa sobre uso de terrazas, punto básico para la subsistencia de la hostelería, durante el primer semestre de 2021.

    4. Agilización en la tramitación de autorizaciones y licencias municipales.

    5. Preparación de un plan de promoción del comercio y la hostelería para contribuir a su recuperación.


Las asosciaciones de hostelería de la Región (Hostemur, Hostecar y Hostelor) muy críticas también con la medida del cierre de sus establecimientos han reclamado actuaciones urgentes para salvar al sector y, desde luego, han pedido no culpar a sus empresas de ser culpables de la extensión del coronavirus.

 

Según ha explicado el consejero de Presidencia, Javier Celdrán, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el objetivo es poder alcanzar acuerdos cuanto antes para poner en marcha ese plan de rescate de manera inmediata y que las ayudas que se ofrezcan puedan aprobarse la próxima semana.

 

El Gobierno, ha dicho, está trabajando en propuestas de apoyo desde que el comité de seguimiento covid propuso ayer el cierre de la hostelería, una medida dura y “muy complicada” que se toma para evitar las interacciones sociales en las que los ciudadanos se quitan la mascarilla.

 

Celdrán ha recordado además que, desde que comenzó la pandemia, el Gobierno autonómico ha movilizado cerca de 23 millones de euros en ayudas para bares y restaurantes, entre las que ha destacado las subvenciones a fondo perdido de 4.000 euros para la hostelería, las líneas de préstamos en condiciones ventajosas o las ayudas para sufragar el equivalente al pago de las cuotas de la Seguridad Social durante seis meses, entre otras.

 

Muchas de esas líneas, ha recordado, continúan abiertas, por lo que ha animado a los empresarios del sector a acogerse a ellas y solicitarlas.

 

Además, ha subrayado que el Ejecutivo regional presionará al central, porque es el que tiene capacidad para articular las medidas que más pueden beneficiar al sector a través de un plan de rescate estatal que debería incluir, en su opinión, una bajada del IVA a 4 por ciento para estas actividades o la eliminación de las cuotas de los autónomos.

 

El consejero ha lamentado que el Gobierno de Pedro Sánchez está sumiendo a las comunidades autónomas en una “dejación y abandono” que son “absolutamente irresponsables”, en los que los territorios se encuentran “solos y sin liderazgo”, al contrario de lo que ocurre en el resto de países de Europa.

 

En su opinión, el Gobierno central está dejando caer toda la presión de la gestión de la crisis sanitaria en las comunidades con una “clara intención de desgaste” de las mismas, incluso de aquellas gobernadas por el PSOE.

 

En cuanto al papel de los Ayuntamientos para ayudar al sector, Celdrán ha apuntado que el Ejecutivo regional mantiene una “comunicación fluida” con ellos y ha recordado que muchos ya han puesto en marcha iniciativas, como la reducción o exención de las tasas por la instalación de terrazas, también para apoyar al sector.

 

En España, la plataforma Juntos con la Hostelería ha urgido a las autoridades a aprobar un plan de rescate para el sector que incluya "ayudas directas a fondo perdido" por valor de 8.500 millones de euros ante el fuerte impacto de la pandemia en su negocio.

 

Los responsables de la iniciativa, constituida por las patronales de hostelería, industria alimentaria (FIAB) y sector de gran consumo (Aecoc), han instado a la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, a retomar cuanto antes la propuesta que lanzó el 28 de octubre, cuando anunció que convocaría a las comunidades autónomas para definir un programa de apoyo.

 

Entre sus peticiones se encuentra la de "derogar" la cláusula de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que obliga a las empresas que se acogen a esta medida a no poder despedir a ningún trabajador "en los seis meses siguientes a la reanudación de la actividad".

 

"Es una necesidad la reestructuración de muchas empresas y autónomos si quieren garantizar su supervivencia, lo que las obliga a tomar la decisión de aplicar Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) o concursos, por lo que están actuando sin ánimo defraudatorio, sino por puro estado de necesidad", han defendido los portavoces de Juntos con la Hostelería.

 

La plataforma reclama al Gobierno español que se sume "a la tendencia europea" y siga los pasos de países como Alemania o Francia, que destinarán 10.000 millones de euros en ayudas directas al sector.

 

Además, en el caso germano también se incluyen "importantes reducciones de IVA y medidas de fomento de la demanda", mientras Francia ha lanzado bonos al consumo y ha prolongado los Expedientes de Regulación de Temporal (ERTE) hasta 2022.

 

"Países como Grecia han aprobado ayudas a los sectores afectados en el turismo por un importe seis veces mayor que el aprobado en España, además de haberse sumado a la una reducción del IVA en la hostelería y medidas de fomento a la demanda", han advertido los responsables de la plataforma.

 

De acuerdo con sus cálculos, en el país se necesitan 8.500 millones de euros para "frenar el desplome" de la hostelería por la pandemia, que amenaza ya con cerrar en torno a 100.000 establecimientos (un tercio del total) y destruir un millón de empleos

López Miras y los empresarios se citan este jueves para activar un plan regional de...