martes. 16.04.2024

La adopción de un estilo de vida saludable y activo se ha convertido en una prioridad para buena parte de quienes residen en las grandes urbes de nuestro país.

En este contexto, el papel del preparador físico personal está cobrando un especial protagonismo, tal y como nos confirma Javier González, quien acumula una amplia experiencia como entrenador personal barrio Salamanca.

Según este profesional, son muchas las ventajas de emplear este recurso, en lugar de intentar practicar ejercicio por libre o hacerlo en grupos guiados por un único monitor.

Ventajas del entrenador personal frente a los entrenamientos libres

Y es que, si lo que pretendes es ponerte en forma de forma eficaz y sin riesgo de lesionarte, un coach deportivo personal te ofrece:

Entrenamiento personalizado

La personalización de los ejercicios es la mayor ventaja de trabajar con un entrenador personal.

Dado que cada individuo tiene diferentes objetivos y limitaciones, lo primero que hace un entrenador personal es evaluar tu condición física y tu historial médico. Según los objetivos que te plantees, diseñará para ti un plan de entrenamiento a medida y exclusivo.

Esa es la fórmula efectiva para que progreses adecuadamente, evitando que hagas sobreesfuerzos o que te marques metas a corto plazo que son difícilmente alcanzables.

Motivación constante

A menudo, la falta de motivación es la razón por la que abandonamos nuestros objetivos de mejora física.

Por eso un buen entrenador personal siempre presta especial atención al aspecto de la motivación, enseñándote a superar tus limitaciones, animándote y celebrando tus logros como si fueran suyos.

Técnicas efectivas y seguras

La técnica es crucial para evitar las lesiones y maximizar los resultados.

En este sentido, el entrenador personal te enseña primero a hacer correctamente cada ejercicio. Después, te guía en cada movimiento, corrige tus posturas y se cerciora de que realizas los ejercicios de manera segura y efectiva.

Amplia variedad de rutinas deportivas

Otra de las causas de los abandonos deportivos es el aburrimiento y el cansancio mental provocado por la repetición diaria de las mismas rutinas de ejercicios.

Con un buen entrenador personal no tienes ningún problema en ese sentido: cada poco cambian las rutinas de ejercicios, utilizan diferentes escenarios y te proponen retos nuevos, la forma de que mantengas tu interés por entrenarte a diario.

Flexibilidad de horarios y escenarios de entrenamiento

A diferencia de los monitores grupales que ejercen en los centros deportivos y gimnasios, un entrenador personal te ofrece flexibilidad total.

Con un entrenador exclusivo puedes programar tus sesiones según tu disponibilidad horaria o preferencia personal, lo que evita que empieces a saltarte sesiones por falta de tiempo.

Entonces, ¿mejor desechar la opción del gimnasio?

En absoluto: los gimnasios también tienen sus ventajas. Son lugares ideales para entrenar todos los días, con independencia de las condiciones ambientales de los escenarios exteriores.

Además, en ellos dispones de todos los materiales necesarios para practicar infinidad de disciplinas deportivas. Y por si eso fuera poco, muchos de los gimnasios ya cuentan con entrenadores personales o permiten el acceso de sus clientes con sus propios coaches.

Por tanto, si lo que pretendes es ponerte en forma con seguridad y disfrutando de todos los servicios y la máxima comodidad, no lo dudes: un buen gimnasio es el complemento ideal a tu entrenador personal.

El entrenador personal, una tendencia al alza en las grandes ciudades