lunes. 24.06.2024

Los grandes bancos españoles obtuvieron un beneficio neto conjunto de 5.696 millones de euros entre enero y marzo, casi un 14% más que un año atrás, pese al impacto de 1.120 millones de euros que supuso el impuesto extraordinario a la banca.

Según las cuentas presentadas por estas entidades -Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankinter y Unicaja-, la tasa, que no se descuenta del beneficio sino de los ingresos, no fue un obstáculo para que éstos registraran incrementos de dos dígitos en casi todos los casos, favorecidos por el alza de los tipos.

La nueva tasa supone un 4,8% de los ingresos que obtenga cada banco (y cada empresa energética) por su actividad bancaria en España, entre intereses y comisiones.

Bankinter fue el primer banco en desvelar sus cifras, el pasado 20 de abril, que arrojaron un beneficio neto de 185 millones de euros, el mejor resultado trimestral de su historia y un 20% superior al de un año atrás, pese a los 77 millones que tuvo que destinar al impuesto.

A continuación, el Santander comunicó el pasado 25 de abril un beneficio trimestral de 2.571 millones de euros, un 1% más, tras pagar 224 millones por el impuesto extraordinario, sin lo que habría ganado 2.795 millones, un 10% más.

El siguiente fue el BBVA, el 27 de abril, que obtuvo un beneficio neto atribuido récord de 1.846 millones de euros, un 39,4% más que un año antes, gracias a los mayores ingresos logrados y a pesar de los 225 millones que destinó al pago de la citada tasa.

El mismo día, el Banco Sabadell anunció una ganancia neta trimestral de 205 millones de euros, un 4% menos que en el mismo período de 2022, tras destinar 157 millones al pago del impuesto.

Unicaja Banco, por su parte, ganó 34 millones, un 43,2% menos que entre enero y marzo del año pasado, tras pagar íntegramente el gravamen, que en su caso ascendió a 63,8 millones, sin lo que el beneficio habría crecido más del 60%, según la entidad.

CaixaBank ha cerrado este viernes la ronda de presentación de resultados, que en su caso han mejorado en un 21,1%, hasta 855 millones, una vez descontados los 373 millones del impuesto, el más elevado de este grupo de bancos, sobre todo en comparación con Santander y BBVA, que obtienen gran parte de sus ingresos fuera de España.

Los grandes bancos españoles elevan su beneficio cerca de un 14% hasta marzo