viernes. 01.03.2024

Las dos científicas que recibieron Premio Nobel de Química en 2020 por su papel en el desarrollo de la tecnología de edición genética CRISPR-Cas9, Emmanuelle Charpentier y Jennifer A. Doudna, han ganado la votación ciudadana impulsada por el Vicerrectorado de Investigación para incorporar sus nombres en la fachada de ilustres del edificio de I+D+i de la UPCT. La iniciativa forma parte de los actos conmemorativos del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que se celebra cada 11 de febrero.

Charpentier y Doudna publicaron en 2012 el artículo en la revista Science 'A programmable dual-RNA-guided DNA endonuclease in adaptive bacterial immunity'  en el que desarrollaban la tecnología CRISPR-Cas9 para la edición del ADN, que permite cortar el ADN en puntos específicos lo que conlleva un cambio de secuencia que puede resultar en una inactivación total o parcial de la expresión de determinados genes. 

Esta tecnología ha tenido un impacto revolucionario en el ámbito de la Medicina, ya que permitían entre otras cosas, desarrollar terapias contra el cáncer y se espera que pueda ser de ayuda para curar enfermedades de origen genético. También tiene aplicaciones en Agricultura.

La vicerrectora de Investigación, Transferencia y Divulgación, Catalina Egea, ha destacado la labor que han realizado las dos bioquímicas como pioneras en el campo de la Biotecnología, y espera que sean inspiradoras para las miles de mujeres y estudiantes que siguen impulsando la investigación en nuestro país, ya que esta conmemoración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, una jornada encaminada a dar visibilidad al trabajo de las científicas, a la vez que dedicada a la reivindicación y concienciación”.

Egea ha añadido que iniciativas “como ésta son necesarias para poner en valor el 50% del talento de la población”. También ha recordado que los trabajos del futuro son fundamentalmente tecnológicos y digitales y, por tanto, “las mujeres nos tenemos que subir a ese carro”.

El nombre de las impulsoras de las ‘tijeras genéticas’ se incorpora a la fachada de...