lunes. 20.05.2024

La aplicabilidad y posibilidad de transferencia al sector productivo de diez investigaciones de la Universidad Politécnica de Cartagena les ha valido el apoyo económico de la Fundación Séneca del Gobierno regional, que financiará estos proyectos con un total de 308.938 euros de las ‘Ayudas a Grupos de Investigación para la Comercialización y la Explotación Industrial de Resultados bajo el modelo Prueba de Concepto’. La UPCT ha captado 10 de las 36 ayudas y un 28% de los fondos concedidos en la resolución provisional de la convocatoria.

Los proyectos se desarrollarán durante todo el próximo año y tratan temas de Hidráulica, Termodinámica, monitorización medioambiental, climatización agroalimentaria, iluminación en invernaderos, ergonomía, energía solar en explotaciones agrarias, rehabilitación sanitaria y recuperación de aguas residuales. Los dirigen investigadores que imparten docencia en las escuelas de Caminos y Minas, Industriales, Telecomunicación y Agrónomos.

La detección en tiempo real de microorganismo patógenos en las aguas depuradas es el objetivo del proyecto de la UPCT mejor valorado en la convocatoria, liderado por Juan García Bermejo. Las aguas residuales son también el tema de otro proyecto, de Juan Monzó, que busca mejorar la eficiencia de su recuperación mediante evaporación por microondas utilizando moldes dieléctricos.

Conexión directa con el mercado tiene el proyecto de comercialización del software técnico para el estudio de procesos termodinámicos creado por el profesor Joaquín Zueco. Al igual que el diseño y validación a escala industrial de la cámara climática que estima la vida útil de los productos perecederos que contiene. Roque Torres dirigirá este proyecto iniciado por una alumna durante sus prácticas en una empresa de logística. 

Dos de los proyectos concedidos tratan la monitorización medioambiental, desarrollando por un lado una unidad móvil IoT, en el caso de la investigación de José Santa, y, por parte del proyecto dirigido por Rafael Asorey, del desarrollo de redes de monitorización del aire impulsadas por Inteligencia Artificial.

La sostenibilidad es el objetivo último también del proyecto de Javier Padilla que desarrolla estructuras agrovoltaicas dinámicas para la adaptación climática en viñedos. En el mismo ámbito agronómico, Mari Carmen Ballesta diseña un equipo móvil de radiación y medición lumínica para reducir los efectos adversos del estrés salino en viveros e invernaderos.

Y la tecnología al servicio de la salud es la temática del proyecto de análisis de la postura, el equilibrio y la marcha para prevenir caídas en personas mayores, dirigido por Juan Antonio Riquelme, y del dispositivo para la rehabilitación de patologías en la pisada y evaluar su recuperación que desarrolla Juan Suardiaz.

La UPCT recibe más de 300.000€ para diez investigaciones que pueden llegar al mercado