viernes. 27.01.2023

La economía mundial crecerá un 3,1% este año, según la OCDE

La economía mundial crecerá un 3,1_ este año, según la OCDE
La economía mundial crecerá un 3,1% este año, según la OCDE

Afectada por la subida de tasas de interés, la elevada inflación y la guerra de Rusia contra Ucrania, se espera que la economía mundial logre un crecimiento modesto este año para reducirse aún más en 2023.

Éste es el pronóstico que hizo el pasado martes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico con sede en París. Según la estimación de la OCDE, la economía mundial crecerá solo un 3,1 % este año, una fuerte caída desde el 5,9% registrado en 2021.

El próximo año, predice la OCDE, será aún peor: la economía internacional se expandiría solo un 2,2%.
La OCDE, compuesta por 38 países miembros, trabaja para promover el comercio internacional y la prosperidad y emite informes y análisis periódicos. Las cifras de la organización indican que el 18% de la producción económica en los países miembros se destinó a energía después de que la invasión rusa de Ucrania elevara los precios del petróleo y el gas natural. 

La inflación, en gran parte impulsada por los altos precios de la energía, se ha vuelto generalizada y persistente, mientras que los ingresos reales de los hogares en muchos países se han resentido a pesar de las medidas de apoyo que muchos gobiernos han estado implementando, según el organismo.

En su último pronóstico, la OCDE cree que el agresivo esfuerzo de la Reserva Federal de EE. UU. para controlar la inflación con tasas de interés más altas hará que la economía de EE. UU. crezca solo un 1,8 % este año (frente al 5,9 % de 2021), un 0,5 % en 2023 y un 1 % en 2024. Por tanto, a diferencia de lo que opinan la mayoría de economistas respecto a una recesión inminente en la mayor economía del mundo, la OCDE apunta a un estancamiento.

Así mismo, el informe prevé que la inflación de EE. UU., aunque se desacelere, se mantendrá muy por encima del objetivo anual del 2% el próximo año y hasta 2024.

En el caso de los 19 países europeos que componen la Eurozona, que están afrontando una crisis energética por la guerra de Rusia, la situación no es mejor. La organización espera que este bloque registre un crecimiento de tan solo el 0,5% el próximo año antes de acelerar ligeramente al 1,4% en 2024.

Respecto a la inflación, la OCDE pronostica que los precios al consumidor, que subieron apenas un 2,6% en 2021, subirán un 8,3% en 2022 y un 6,8% en 2023.

Sea cual sea el crecimiento que produzca la economía internacional el próximo año, éste vendrá en gran medida de los países de mercados emergentes de Asia, los cuales juntos, estima, representarán el 75% del crecimiento mundial el próximo año, mientras que las economías de EE. UU. y Europa se quedan atrás. Se espera que la economía de la India, por ejemplo, crezca un 6,6% este año y un 5,7% el próximo.

La economía de China, que hasta hace poco registraba cifras de crecimiento de doble dígito, se expandirá solo un 3,3% este año y un 4,6% en 2023. La segunda economía más grande del mundo se ha visto afectada por la debilidad de su mercado inmobiliario, las altas tasas de endeudamiento y la política de Covid cero que ha paralizado el país este año. 

Durante varios años hemos vivido en un entorno económico expansivo, con tipos de interés bajos y facilidad de acceso al crédito, lo que ha disparado el endeudamiento de gobiernos, empresas y familias. Con las recientes y rápidas subidas de tipos, que han llevado sobre todo a la fortaleza del dólar, se pone en peligro a empresas extranjeras endeudadas en esta divisa, que pueden verse en graves dificultades ante un endeudamiento más caro, así como a gobiernos de países emergentes.

La economía mundial crecerá un 3,1% este año, según la OCDE
Comentarios