lunes. 15.08.2022

El tratado del AfCFTA podría sacar de la pobreza a 50 millones de africanos

Para 2035, el crecimiento del empleo y los ingresos podría ayudar a que hasta 50 millones de personas salgan de la pobreza extrema.

El Área de Libre Comercio Continental Africana (AfCFTA), que alberga un mercado de 55 países con más de 1.300 millones de personas y un PIB combinado de 3,4 billones de dólares, tiene el potencial de generar ganancias económicas y sociales significativas para la región, menor pobreza y un crecimiento económico más rápido, según un nuevo informe del Banco Mundial realizado en asociación con la Secretaría del AfCFTA.

 

Si se implementa por completo la armonización de las reglas de inversión y competencia, el pacto comercial podría aumentar los ingresos regionales hasta en un 9%, 571.000 millones de dólares y podría crear casi 18 millones de empleos, con mayores remuneraciones y de mejor calidad, viéndose las mujeres trabajadoras muy beneficiadas. Para 2035, el crecimiento del empleo y los ingresos podría ayudar a que hasta 50 millones de personas salgan de la pobreza extrema.

 

La implementación del acuerdo comercial también conduciría a mayores ganancias salariales para las mujeres y los trabajadores cualificados. Se espera que los salarios de las trabajadoras sean un 11,2% más altos en 2035 en comparación con el nivel salarial esperado para entonces si no se llegase a implementar el acuerdo, superando el crecimiento del 9,8% de los salarios de los trabajadores masculinos.

 

El informe, Making the Most of the African Continental Free Trade Area, amplía el trabajo original realizado en 2020 (www.worldbank.org/afcfta2020report), cuando el Banco Mundial evaluó inicialmente el potencial económico del AfCFTA. Como parte de su primera fase, que entró en vigor en enero de 2021, el AfCFTA elimina gradualmente los aranceles sobre el 90% de los bienes y reduce las barreras al comercio de los servicios.

 

El nuevo informe analiza el impacto del acuerdo en la capacidad del continente para atraer inversiones, procedentes tanto dentro como fuera de África, y el impacto económico resultante.

 

Además, el AfCFTA llega en un momento interesante en el que los distintos bloques comerciales buscan diversificar riesgos y mejorar la resiliencia de las cadenas de suministro, lo que supone una buena oportunidad para el continente.

 

Según concluye el Banco Mundial, el AfCFTA tiene el potencial de alentar una mayor inversión extranjera directa (IED), necesaria para que África se diversifique en nuevas industrias, como la agroindustria, maquinaria y los servicios, y reducir la vulnerabilidad de la región a los ciclos de auge y caída de las materias primas. Una integración más profunda más allá del comercio, que armonice las políticas de inversión, competencia, comercio electrónico y derechos de propiedad intelectual podría impulsar la eficiencia y competitividad del mercado, reducir los riesgos regulatorios y atraer aún más inversión extranjera directa.

 

Según el informe, una mayor IED podría aumentar las exportaciones de África hasta un 32% para 2035, con un crecimiento de las exportaciones dentro del continente de un 109%, especialmente en los sectores de productos manufacturados. Todos los países de África verán aumentar sus exportaciones a otros países dentro del continente, incluidos Túnez (+165%), Camerún (+144 %), Ghana (+132 %), Tanzania (+126 %) y Sudáfrica (+61%).

 

A medida que se reduzcan las barreras al comercio y la inversión, los sectores de exportación que probablemente crecerán más son los textiles y las prendas de vestir; productos químicos, de caucho y plástico; y alimentos procesados.

 

Actualmente, África es una de las regiones menos integradas a nivel mundial. Los países africanos comercian más con el mundo exterior que entre ellos y este pacto se espera que ayude a los países a simplificar y armonizar los procedimientos de comercio y tránsito, mejorar la infraestructura, el transporte y la logística y estimular los flujos de bienes, servicios, capital y personas. No obstante, para materializar todas estas potenciales ganancias en el comercio, la inversión y el empleo, los países primero deben concluir con éxito las negociaciones.

El tratado del AfCFTA podría sacar de la pobreza a 50 millones de africanos
Comentarios