jueves. 30.05.2024

El renting es un contrato de alquiler de un bien mueble en el que una de las partes, el arrendador, se compromete a ceder dicho bien mueble a cambio de que la otra parte, arrendatario, le pague una cuota periódica. Esta cuota puede ser una cuota mensual, trimestral o anual fija durante toda la vida del contrato de alquiler.


Este contrato de arrendamiento tiene una serie de características particulares que le hacen diferenciarse del leasing o de otros contratos de alquiler. Las principales características


•    Es un alquiler a largo plazo. El contrato suele tener una duración superior al año.

•    Alquiler de un bien mueble. Se entiende por bien mueble aquel bien que se puede trasladar fácilmente de un sitio a otro, manteniendo su integridad. Hay muchos tipos de bienes muebles: desde mobiliario hasta derechos de propiedad intelectual o los efectos de comercio. El bien mueble más habitual en los contratos de renting son los automóviles.

•    El arrendatario puede ser tanto una empresa como un particular.

•    El arrendador puede ser una entidad financiera o una empresa especializada.

•    El contrato de renting incluye una serie de servicios adicionales al propio alquiler del bien mueble. Por ejemplo, en el renting de automóvil, además del propio disfrute del automóvil, se incluyen otros servicios como el mantenimiento, reparación o el pago de los seguros.

•    En el renting no existe opción de compra al finalizar la vigencia del contrato, a diferencia del leasing, por ejemplo.


La desventaja del renting con respecto a otros regímenes de arrendamiento es su elevado coste.

 

¿Qué es el renting?