lunes. 22.04.2024

 

Clínica Dental Espinardo es un centro de especialidades odontológicas que comenzó en Murcia en el año 1991. Desde nuestros inicios hemos destacado como la clínica dental que busca la excelencia en el trabajo al paciente, poniendo siempre el foco en el cuidado de la salud bucodental. Después de más de 30 años, podemos agradecer a los más de 29.000 pacientes que se han tratado con nosotros por toda la confianza depositada en nuestros profesionales. A día de hoy la clínica cuenta con especialistas que abarcan todas las áreas odontológicas, como su director, Fernando Sager Ramseyer, que se especializó en el área de la Ortodoncia. 

¿Cuál crees que ha sido el secreto del éxito de la clínica?

El secreto de Clínica Dental Espinardo en estos 32 años de evolución radica en la gente que la compone. Llevamos mucho tiempo trabajando en conjunto, nos fuimos preparando, formándonos y organizando para poder crecer. Hicimos una selección de personal y siempre que ha entrado a trabajar alguien con nosotros ha aportado algo más, no solo con un toque personal, sino también de calidad.

En definitiva, todos estos años fuimos incorporando personal muy especializado en diferentes áreas, pero no solo hablamos de odontólogos, sino de auxiliares, higinienistas y el personal administrativo para que todo funcione de manera eficiente ofertando la mejor calidad posible al paciente.

¿Según su experiencia cómo ha evolucionado la odontología?

Resumiría los cambios fundamentales en la profesión en dos grandes conceptos, el de la generalización de la asistencia por parte de pacientes a las clínicas dentales con un fuerte aumento de las demandas estéticas y el de la irrupción de la odontología “digital” como alternativa primero a los tratamientos convencionales e imponiéndose luego a estos.

Las Redes Sociales han cumplido un papel importante en “abrir” el mercado de la odontología al público en general, aunque con más o menos acierto en algunos casos.

¿Cuáles son los aspectos más significativos en la demanda de tratamientos por parte de los pacientes a lo largo de esas más de 3 décadas?

Los cambios más significativos de la demanda de los pacientes creo que va en consonancia también con la evolución de la sociedad y de los propios odontólogos como profesionales de la salud.

Como comentaba, los pacientes en general pasan de acudir a la clínica a quitarse el dolor a demandar tratamientos estéticos y funcionales, es decir, no acuden solo porque le duele una muela, sino que ahora desean obtener una solución para su boca.

En este sentido, los odontólogos también hemos crecido mucho al poder ofrecer soluciones totalmente integradoras. Lo que supone que ya no hay casi límites en cuanto a tratamientos ya que los pacientes asumen que arreglarse una boca va a llevar un tiempo y un coste.  Ellos ya saben que durante ese tiempo pueden, por ejemplo, llevar tratamientos de ortodoncia, sobre todo frecuentemente donde los adultos comienzan a utilizar tratamientos de ortodoncia invisible.

¿Qué perspectivas espera de la odontología en un futuro cercano?

El reto del futuro es que los odontólogos salgan muy bien preparados y se formen para tratar de afrontar los retos de la odontología como tal, viéndolo de forma íntegra, realizando una odontología integrativa. Considero que es mucho más importante eso que una odontología meramente mecánica, digital o estética.

El gran reto es aprender a ver un paciente y no solo 28 dientes.

Como hemos podido comprobar, el esfuerzo guiado por un director clínico y director cuyos valores ha depositado en la Clínica Dental Espinardo y que cuenta con un gran equipo de profesionales, ha sido junto con sus ganas de mejorar la salud bucodental de los pacientes, lo que ha dado lugar a más de 30 años de trayectoria.

Más de 30 años cuidando la Salud