lunes. 22.04.2024

Elegir un seguro de salud es algo muy importante que puede tener un impacto sustancial en la tranquilidad y el bienestar de las personas en el largo plazo. Entendiendo esto, podemos definir que antes de comprometerse con una póliza es indispensable considerar una serie de aspectos que permitirán asegurarse de que la opción elegida cubra efectivamente las necesidades personales o familiares.

A continuación, vamos a contarte cuáles son esos aspectos que debes tener en consideración al elegir un seguro. Además, hay alternativas como Doctor i que comparan las distintas pólizas y seguros para que los usuarios puedan elegir veloz y fácilmente entre las mejores opciones del mercado.

Cobertura

En primer lugar, antes de elegir un seguro de salud, es crucial evaluar con detenimiento la cobertura que éste ofrece. Se debe revisar con atención cuáles son los servicios médicos que están incluidos, como puede ser hospitalización, consulta con especialistas, medicamentos, cirugías, entre otras cosas. Es importante tener presente cuáles son las necesidades que se tiene en el momento y, en relación con eso, si la póliza se adapta a esto que se está buscando. 

Proveedores

En segunda instancia, se recomienda investigar la red de proveedores médicos que están asociados a ese seguro que se está considerando. Se recomienda verificar si los médicos de confianza, los centros especializados y los hospitales preferidos se encuentran dentro de esa red. Además, habrá que considerar la disponibilidad de especialistas y la calidad de la atención médica, debido a que son también puntos clave para asegurar la continuidad de los cuidados de salud que se puedan estar realizando.

Costos

A la hora de contratar un seguro de salud privado es muy importante comprender bien cómo se componen los costos asociados al mismo. Se deben analizar las primas mensuales, los copagos, los deducibles y el límite de gastos. Además, lo mejor es calcular cuánto se estaría dispuesto a pagar en caso de necesitar determinadas atenciones o tratamientos. Siempre estos costos deben estar acorde al presupuesto de la familia.

Condiciones

Otra de las claves a tener en cuenta es la forma en que el seguro maneja las condiciones preexistentes de sus afiliados. Hay que tener en cuenta que algunos seguros tienen períodos de espera antes de ofrecer determinadas coberturas ya existentes al momento de contratar la póliza. Además, puede ser muy importante revisar las exclusividades. Cuando hablamos de exclusividades estamos haciendo referencia a los servicios que no están cubiertos por la póliza. Tener esto en claro va a permitir evitar las sorpresas posteriores.

Servicio al cliente

Aunque es algo a lo que no se le suele dar tanta atención, lo cierto es que el servicio al cliente es indispensable. Se recomienda investigar la reputación de las aseguradoras en lo que respecta a cómo éstas manejan los reclamos. Mientras más ágil y eficiente sea la atención, mayor tranquilidad tendrán las personas al momento de hacer un reclamo o resolver un problema.

Flexibilidad

¿Es posible agregar coberturas adicionales en caso de que las necesidades médicas personales o familiares cambien?, ¿la aseguradora ofrece actualización para adaptarse a cambios en la propia vida? Estas son algunas preguntas que es importante hacerse a la hora de elegir una póliza.

Como hemos podido ver, es indispensable tomarse el tiempo necesario para evaluar estos aspectos antes de comprometerse en la contratación de un seguro de salud privado. Esto, entendiendo que la salud es un activo invaluable y elegir el seguro adecuado para cada caso es lo que puede determinar la tranquilidad y el bienestar personal y de toda la familia.

Foto | Depositphotos

Seguros de salud privados: ¿Qué debo tener en cuenta antes de su contratación?