miércoles. 22.05.2024

La Asociación Dirección Humana de la Región de Murcia, en colaboración con Deloitte y la Asociación Más RSC, ha celebrado el webinar ‘Ética en la Gestión de Recursos Humanos: Un enfoque proactivo’.

Un encuentro online que ha contado con las ponencias de Adrià Birlanga Garicano, Ethics, Compliance & Risk Manager en Deloitte; y de Andrea Colomer Gallostra, Senior Consultant Risk Advisory en Deloitte; quienes han analizado la importancia de los empleados impulsados por valores, evaluando la situación actual en España y dando a conocer algunos puntos claves a desarrollar por las compañías.

Birlanga ha iniciado su intervención explicando la diferencia entre compliance, que se resume en cumplir con la legislación, las regulaciones o procesos internos; y la ética, que se basa en actuar con compromiso, integridad y justicia en línea con los estándares éticos y valores. Teniendo en cuenta que hoy día el compliance y la ética deben estar ligados, se han expuesto varios estudios de los que se desprende que la ética atrae al talento (el 82% de los empleados renunciarían a una empresa con una gestión poco ética) y que la reputación y la resiliencia van de la mano (el 95% de directivos en empresas con buena reputación creen que son más resilientes).

A continuación, se ha analizado la responsabilidad penal de la persona jurídica y se ha expuesto un modelo de compliance en el que la cultura ética es el motor de la estrategia corporativa. En este sentido, Birlanga ha advertido que “si los empleados no entienden la cultura de la organización, es muy difícil que las cosas se hagan de manera correcta”. 

Asimismo, ha indicado que, a la hora de fomentar una cultura ética, hay cuatro bloques destacados: el contrato social (ciclo de vida del empleado, incentivos, recompensas, etc.), el comportamiento de los líderes, que debe ser ejemplar; la percepción de los individuos y la respuesta a una conducta indebida. “Fijar bien los valores es muy importante para crear esta cultura”, ha señalado Adrià Birlanga.

Por su parte, Andrea Colomer ha incidido en la importancia de los empleados impulsados por valores: “Desde RRHH se debe fomentar esta ética porque, además, tener esta ética favorece a la compañía”. Colomer ha añadido que “la ética sirve para atraer al mejor talento y para retenerlos y fomentar la productividad”. Es lo que muestra un estudio por el que 6 de cada 10 encuestados dice escoger un empleador basado en valores y creencias. “Los empleados impulsados por valores son más leales y comprometidos”, según las palabras de Colomer.

Adrià Birlanga ha continuado exponiendo la situación actual en España señalando que cada vez la ética tiene un mayor grado de importancia en las compañías, “el 90% de las compañías muestran un compromiso con la ética” y el 60% señala que la ética ya se tenía en cuenta en la estrategia de toma de decisiones. En cuanto al ciclo de vida del empleado, los criterios sobre ética e integridad en los procesos de RRHH se dan, sobre todo, en los procesos de bienvenida y de contratación, mientras que los procesos en los que menos se incluyen son los de promoción y los de compensación y fijación de objetivos.

Hoy en día existen marcos de referencia que incentivan la ética en las organizaciones, a través de normas ISO, ESG y entidades que certifican a las empresas con culturas éticas. Con todo, los pasos clave de las empresas en este ámbito son: definir los valores de la empresa, fomentar comportamientos esperados en relación a los valores y vivir los valores en los procesos de HR.

Por último, y centrándose en el ámbito de los recursos humanos, se han comentado herramientas para usar en las distintas etapas del ciclo de vida del empleado: buscar talento (entrevistas, background check…), retención (criterios integridad para promoción, canal de denuncias, encuestas de clima ético, programas de desarrollo ético…) y proceso disciplinario y fin (catálogo de sanciones, entrevistas de salida).

El encuentro ha finalizado con una ronda de preguntas acerca de los temas tratados durante la sesión online.

La cultura ética, el motor de la estrategia corporativa