viernes. 01.03.2024

La Fundación Universitaria San Antonio, titular de la UCAM, la Fundación Hefame y la Fundación Atalaya (Asociación GINSO) se han unido para organizar la primera edición del Congreso Internacional de Salud Mental, Diversidad y Sostenibilidad. Este encuentro, que se llevará a cabo en febrero de 2024, se centrará en la psicogeriatría, abordando de manera multidisciplinar la salud mental de las personas mayores con una visión global de la atención e incluirá la participación de expertos nacionales y de otros países. 

La Sala Capitular del Monasterio de Los Jerónimos ha acogido una reunión para la puesta en marcha del evento, en la que han participado María Dolores García, presidenta de la Fundación Universitaria San Antonio; Enrique Ayuso, presidente de la Fundación Hefame; Víctor Meseguer, director de la Cátedra Internacional de Responsabilidad Social de la Universidad Católica; Pilar Zafrilla, vicedecana del Grado en Farmacia; Enriqueta Fernández, directora de Fundación Hefame; Carlos Fernández, consejero de Fundación Hefame e Isabel Martínez, coordinadora del Grupo de Investigación de la Cátedra.

“Hay un dato fundamental. Las plazas para personas mayores con problemas de salud mental en nuestra Región son 50, y la demanda normal que deberíamos atender está en torno a las 600. Es decir, tenemos problemas para ubicar a nuestros mayores si sufren un problema de salud mental. Es un dato demoledor y esa cifra es la que nos da la razón de que es un tema urgente”, ha concretado el director de la Cátedra de RS de la UCAM.

El congreso hará un llamamiento a la iniciativa privada y a la sociedad civil para abordar un problema crucial que afecta a miles de murcianos en sus hogares, enfatizando en la urgencia de atender a las personas mayores, especialmente las más vulnerables que padecen problemas de salud mental.

El enfoque multidisciplinar será fundamental al tratarse de un asunto complejo y por ello se contará con la participación de expertos en diferentes ramas de ciencias de la salud, como medicina, farmacia, psicología, nutrición o enfermería, sin olvidar a las ciencias políticas y sociales. El punto de referencia será la farmacia comunitaria y la atención especializada a personas mayores con diagnóstico de enfermedad mental, ya que el papel de los farmacéuticos en el cuidado de los mayores toma una relevancia crucial. 

Tal y como propuso Enrique Ayuso, “podría ser un servicio de humanización incluido como atención farmacéutica comunitaria. Sería de vital importancia por conectar en primera línea y a diario con los mayores, que son los pacientes más vulnerables, que sufren soledades no deseadas, fragilidades crónicas, deterioros cognitivos, y otras tantas circunstancias socio sanitarias que afectan en su salud mental”.

Por ello, este congreso es una oportunidad para que los mayores no queden atrás en las estrategias institucionales, a nivel nacional y regional y busca ser un espacio de reflexión y acción, convocando a expertos, profesionales y la sociedad en general para afrontar los desafíos actuales en este ámbito

La UCAM, Hefame y Fundación Atalaya organizan un congreso sobre salud mental en...