jueves. 30.05.2024
ECONOMÍA

Los constructores critican las condiciones de licitación de la ZAL de Murcia

Acomur indica que los precios de las principales unidades de obra están un 50% por debajo del valor de mercado, por lo que la dificultad para adaptarse a estos números impide a muchas empresas presentarse debido a la escasa o nula rentabilidad de la obra, lo que aumenta las posibilidades de que la licitación quede desierta.

undefined
El presidente de Acomur, José Juan González, pide que las administraciones públicas establezcan unos precios “que se adecúen a la realidad que vivimos". (Archivo)

La Asociación de Constructores de Murcia, Acomur, ha criticado el pliego de condiciones establecido por la consejería de Fomento e Infraestructuras en la licitación de la primera fase de las obras de la terminal intermodal de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) de Murcia. El concurso, por valor de 24,3 millones de euros, determina unos precios de las principales unidades de obra que están un 50% por debajo del valor de mercado

La dificultad para adaptarse a estos números impide a muchas empresas de la Región presentarse debido a la escasa o nula rentabilidad de la obra, lo que aumenta las posibilidades de que la licitación quede desierta o de que la oferta seleccionada sea temeraria, lo que imposibilitaría su finalización en las condiciones acordadas. 

En este sentido, el presidente de Acomur, José Juan González pide que las administraciones públicas establezcan unos precios que se adecúen a la realidad que vivimos. Tanto la energía como los materiales se han encarecido de forma considerable desde la pandemia y eso está lastrando a un sector que genera más de 4.000 empleos directos”. 

Estas condiciones complican “el desarrollo de una obra que es estratégica”, recalca González, porque la terminal creará un nodo logístico en el área de Murcia y estará vinculada al Corredor Mediterráneo, lo que permitirá descongestionar las carreteras y autopistas con dirección a Europa. 

Esta problemática con los precios afecta al presente y al futuro de las firmas del sector. El acceso de las empresas a las licitaciones viene determinado por la clasificación que cada una tiene y que debe renovar cada cuatro años. Para establecerla, se tienen en cuenta las obras públicas que se han realizado en los tres ejercicios anteriores, por lo que las licitaciones a las que no se presentan afectan a su puntuación, y, por tanto, a los proyectos a los que pueden acceder posteriormente.

Nuevas infraestructuras 

Al descontento generado por esta situación se suman las quejas del sector por el bajo nivel de inversión en obra pública previsto en los presupuestos de la Comunidad Autónoma para este año y el retraso en la ejecución de proyectos relevantes que pondrían solución a los problemas de congestión del tráfico, por lo que es imprescindible que se analice la situación de las infraestructuras clave que están paralizadas desde hace varios años y que se indiquen las previsiones a corto y medio plazo para su ejecución”, subraya el presidente de Acomur.

Entre las principales obras pendientes se encuentra el Arco Norte, que potenciará el eje Murcia-Alicante, que actualmente soporta una elevada intensidad de tráfico. Además, la lista también incluye el tercer carril en la A-7 en dos tramos importantes (Orihuela-Monteagudo y Alcantarilla-Alhama), así como en la MU-30. 

Los constructores critican las condiciones de licitación de la ZAL de Murcia