lunes. 03.10.2022

 

Seguro que más de una vez has consultado tu correo electrónico y has recibido un mensaje de un contacto desconocido que pretende hacerse pasar por una entidad bancaria, una compañía energética o uno de los miembros de tu lista de e-mail en el que te pide que envíes o confirmes tus datos personales. Esta práctica llamada phishing es un tipo de ciberataque muy común entre los piratas informáticos.

 

Internet he hecho posible que hayamos entrado de lleno en la era de la información. Es una herramienta poderosa de gran utilidad que utilizamos a diario, pero también supone un peligro, puesto que brinda una nueva oportunidad para que quienes buscan estafar a los internautas encuentren nuevas formas de hacerlo.

 

Cómo evitar los ciberataques

 

Los peligros de Internet están ahí y nos corresponde a nosotros, los usuarios, ser precavidos y evitar caer en las redes de los hackers, ya que resulta prácticamente imposible que las autoridades puedan protegernos de manera eficiente de la ciberdelincuencia. De entre las acciones que podemos llevar a cabo para protegernos de los ciberataques podemos destacar las siguientes:

 

  • Mantener los datos personales en secreto: tus datos personales son un verdadero tesoro. Y no nos referimos únicamente a tu número de cuenta o al código CVC de tu tarjeta de crédito. Cualquier dato personal tuyo que caiga en manos de un extraño supone un peligro potencial, por lo que es muy importante que no entregues dicha información si no tienes la certeza de haber contactado con una web o entidad fiable que cumpla con todas las garantías de seguridad.

 

  • Navegar utilizando una VPN: cuando accedemos a la red lo hacemos a través de redes públicas que cuentan con pocos filtros de seguridad. Hay que prestar especial atención a las redes wifi abiertas como a las que puedes acceder en lugares públicos como una cafetería, un aeropuerto o una estación de trenes. Estas redes abiertas son un auténtico manjar para los piratas informáticos que puede realizar sus actos delictivos con total facilidad. Para conseguir un plus de seguridad en tu navegación puedes utilizar una VPN. Las VPN son las redes privadas virtuales a través de las que puedes conectarte a Internet con un plus de seguridad. La  información que generas al navegar estará encriptada y el acceso de los hackers a tu red será mucho más difícil. Si utilizas una IP dedicada, el nivel de seguridad de tus conexiones será mucho mayor. ¿Significa esto que es imposible recibir un ataque informático utilizando una VPN? No, pero se vuelve algo realmente improbable. Los hackers preferirán atacar a personas que no tomen precauciones antes que tener que dedicar un gran esfuerzo para atacar a quienes hacen uso de las redes privadas virtuales.

    Una red virtual privada añade otra ventaja; permite saltar los bloqueos geográficos, lo que te permite ver contenidos y catálogos de plataformas de otros países.

 

  • Crea buenas contraseñas: tus contraseñas de acceso deben ser seguras. Utiliza mayúsculas, minúsculas y caracteres numéricos y evita contraseñas sencillas como las sucesiones de números (1, 2, 3, 4…) o las fechas, en especial las de cumpleaños. Además, es recomendable sustituir cada cierto tiempo las contraseñas. Del mismo modo que no deberías utilizar la misma contraseña para varios accesos.

 

Principales ciberamenazas

El phishing es solo una de las muchas estafas y maneras que tienen los piratas informáticos de aprovecharse de los usuarios de la gran red. Algunas de las ciberamenazas a las que debemos hacer frente a diario son las siguientes:

 

  • Malware: programas maliciosos que incluyen troyanos, macrovirus, softwares espías, gusanos y muchos otros.
  • Man in the middle.
  • Descargas ocultas.
  • Roturas de contraseñas.

 

En lo que se refiere a ciberseguridad es fundamental tomar todas las medidas pertinentes para evitar sorpresas desagradables y sustos.

¿Has recibido un correo de phishing hoy? Identifícalo.
Comentarios