jueves. 06.10.2022
ENTREVISTA

Carlos Egea Caballero (GWC): "Vamos a invertir 20 M€ en 3 años para consolidar nuestro liderazgo europeo en el reciclaje agrícola"

Entrevista al CEO de Green World Compounding, uno de los líderes mundiales en el sector del reciclaje y la economía circular

El grupo ha establecido sus plantas de producción en Abarán y en Alhama de Murcia con una superficie destinada al reciclaje de más de 120.000 metros donde trabajan más de 100 trabajadores y con una capacidad de reciclaje anual de 100 millones de kilos a partir de este año 2021 con la apertura de su nueva planta especializada en plástico agrícola acolchado.

Carlos Egea Caballero lidera desde su nacimiento en Murcia la empresa GWC (Green World Compounding). La compañía se dedica principalmente al reciclaje de todo tipo de plásticos agrícolas, especialmente film, cinta de riego y cajas de fruta, así como a la fabricación de compounds sostenibles con fibra de vidrio, carbonato cálcico, talco y otras cargas minerales, así como concentrados (masterbatches) de éstos. A pesar de la amenaza para toda la economía que ha supuesto la pandemia, la compañía se muestra más sólida que nunca y con ambiciosos planes para seguir creciendo y reintroduciendo a la cadena de valor nuevas materias primas.

 

Háblenos de GWC: a qué se dedica, orígenes, personal, magnitudes...

La historia de GWC comienza en 2013, con una planta dedicada al reciclaje de plásticos agrícolas de alta densidad con una producción anual de un millón de kilos al año. En la actualidad, somos el grupo líder en el reciclaje y transformación de plásticos agrícolas con una producción anual de más de 40 millones de kilos reciclados. El grupo ha establecido sus plantas de producción en Abarán y en Alhama de Murcia con una superficie destinada al reciclaje de más de 120.000 metros donde trabajan más de 100 trabajadores y con una capacidad de reciclaje anual de 100 millones de kilos a partir de este año 2021 con la apertura de su nueva planta especializada en plástico agrícola acolchado. La compañía tiene previsto invertir más de 20 millones de euros en los próximos tres años para consolidar su liderazgo en Europa en el sector del reciclaje agrícola.

 

¿Cómo ha afectado la pandemia al sector en el que operan?

Es muy llamativo ver cómo, hasta hace muy poco, los plásticos en algunos sectores estaban muy mal considerados, desde una perspectiva de sostenibilidad. Pero la necesidad de encontrar formas de contener la propagación del virus y de servir para proteger a los trabajadores de la salud, a los pacientes y al mantenimiento y conservación de alimentos ha cambiado esa percepción al considerar ahora que los plásticos son vitales para la sociedad, por su capacidad para promover la higiene y ser altamente desechable. En definitiva, La Industria del plástico, y sus innumerables productos, están desempeñando un papel fundamental en la respuesta a la pandemia.

 

Hay que incidir en que el problema no está en el plástico sino en la gestión de los mismos. Los plásticos son materiales muy utilizados por sus innumerables ventajas, de ahí la importancia de concienciar a la sociedad de que una correcta gestión de los residuos es imprescindible. Por tanto, la clave está en el comportamiento de todos y en una correcta gestión.

 

Los plásticos nunca deberían acabar en el medio ambiente. Se trata de materiales recuperables mediante reciclado, y cuando esto no es posible, se pueden utilizar como fuente de energía alternativa y renovable, dada su alta capacidad calorífica. Por lo tanto, los plásticos son materiales que contribuyen a la economía circular.

 

¿Cómo se han adaptado a estos factores y cómo han afrontado las dificultades de la pandemia en su empresa? ¿Han tenido momentos complicados?

En un primer momento ante la incertidumbre provocada por la pandemia tomamos las medidas preventivas necesarias para lidiar con la crisis, desde ralentizar nuevas inversiones hasta acudir a la financiación del ICO. Una vez inmersos en plena pandemia, pudimos reorientar la compañía hacia sectores y mercados que menos estaban sufriendo y pudimos terminar el año 2020 creciendo en facturación y en personal. Es importante resaltar que, desde el inicio de la crisis de la Covid-19, el sector del reciclaje ha estado considerado como actividad esencial. Además del beneficio para el medio ambiente que supone, desempeña un papel clave en el suministro de materias primas fundamentales para varios sectores cuya actividad es también considerada esencial como el sector primario. En el momento más duro de la pandemia, la empresa no ha dejado de recoger plástico procedente de las explotaciones agrícolas de la Región, gestionándolo de forma integral y transformándolo mediante su reciclaje en materia prima para la fabricación de materiales para la agricultura como son tubería y cinta de riego, film agrícola, cajas de fruta, etcétera.

 

¿Hoy su empresa es mejor de lo que era en marzo de 2020? Es decir, ¿no hay mal que por bien no venga?

A nosotros nos pilló la pandemia finalizando nuestra inversión más ambiciosa hasta ahora con la construcción de una planta de 45.000 metros dedicada exclusivamente al reciclaje del plástico acolchado que por su complejidad para reciclarlo estaban terminando en vertederos. La fábrica se inauguró en septiembre de 2020 y desde marzo 2021 está al 100% de su capacidad produciendo a 5 turnos.

 

Inmersos todavía en plena pandemia mundial a causa del COVID-19, hemos sido testigos de los daños económicos en otros muchos sectores. Lo cierto es que el sector del reciclaje se presenta con más fortaleza y más activo que nunca, pues nos encontramos en un momento crucial donde la preocupación global por el cambio climático ha acelerado ciertos cambios en el consumo.

 

Creo firmemente que el sector del reciclaje va a ser clave para poder transformar el modelo actual hacia un modelo de economía circular. Las nuevas normativas europeas y mundiales van a contribuir a acelerar este proceso, y las empresas que mejor se adapten a ello son las que van a subsistir. Nos vamos a encontrar un sector lleno de retos y dificultades, pero a la vez lleno de oportunidades.

 

Hablando de solidez, la estabilidad financiera también se consigue con buenos partners desde las entidades bancarias. Por ejemplo, ustedes trabajan codo con codo con BBVA. ¿Qué les ha aportado este banco y cómo valora su relación?

Primero, reconocer el papel de las entidades bancarias para aliviar los efectos de la pandemia. No solo lo han hecho al mantener los servicios bancarios durante el confinamiento; también ofreciendo carencia de pagos a sus clientes y canalizando las ayudas del gobierno. Para GWC las entidades bancarias y en particular BBVA fueron determinantes para el rápido crecimiento de la compañía creyendo desde el primer momento en nuestro proyecto. BBVA, demostrando su fuerte compromiso con el medioambiente y sus esfuerzos por contribuir en una sociedad más sostenible, fue la entidad que primero apostó para la construcción de la nueva planta para el reciclaje de plásticos finos agrícolas que solucionaba un enorme problema ambiental de acumulación de estos plásticos que estaban terminando en vertederos, en ramblas, incluso en el mar.

Carlos Egea Caballero (GWC): "Vamos a invertir 20 M€ en 3 años para consolidar nuestro...
Comentarios