miércoles. 29.11.2023

El XI Máster en RSC de la Universidad de Murcia (UMU) ya se encuentra en su segunda fase de preinscripción, que puedes realizarse a través de https://casiopea.um.es/cursospe//responsabilidadsocialxi.f en el correo electrónico [email protected]

Una de las alumnas de la X promoción ha sido Charo Figueroa (https://www.linkedin.com/in/charo-figueroa-molina-5a3b2232/?originalSubdomain=es). Ella fue espoleada por la Directora de Personas y Valores de Tahe, Mª José Contreras, ex alumna del Máster. Aunque no esperaba que le apasionara tanto, el Máster ha cambiado la forma en que ve las cosas y le ha dado la conciencia necesaria para participar activamente en los cambios.

Antes de cursarlo, ya había estado involucrada en proyectos de RSC en Tahe Productos Cosméticos (@taheoficial), colaborando en la elaboración del plan estratégico, el informe de sostenibilidad y otros proyectos relacionados. Como Responsable de Calidad y Medioambiente, Charo ha liderado proyectos innovadores para reducir el impacto ambiental de los productos de belleza y garantizar la adopción de prácticas sostenibles en toda la cadena de suministro de Tahe. Su visión estratégica y enfoque multidisciplinario han sido fundamentales para lograr mejoras significativas en la huella ecológica de la empresa.

Graduada en Ciencias Químicas por la Universidad de Jaén, Charo relaciona la RSC y la cosmética a través del ámbito medioambiental. El  cambio climático, la presión sobre los recursos naturales y el impacto en la biodiversidad y los ecosistemas son tendencias clave que las empresas, incluidas las del sector químico y cosmético, deben abordar. Desde la industria cosmética, se pueden marcar nuevas tendencias de consumo y apostar por una química más sostenible, reduciendo el consumo de agua, la emisión de gases de efecto invernadero y promoviendo el uso de materiales reciclados y reciclables.

Charo lleva casi 6 años en el puesto de Responsable de Calidad y Medioambiente, en el que ha liderado proyectos innovadores para reducir el impacto ambiental de los productos de belleza y garantizar la adopción de prácticas sostenibles en toda la cadena de suministro. Uno de los aspectos distintivos de Tahe es su enfoque en la investigación y el desarrollo de productos de alta calidad. Sin embargo, lo que realmente destaca a esta compañía es su compromiso con la sostenibilidad y la RSC. La marca ha integrado principios de RSC desde la selección de ingredientes hasta la fabricación y distribución. Tahe se esfuerza por minimizar su impacto ambiental y promover prácticas éticas en toda su cadena de suministro.

-Defínete a nivel personal y laboral

-Me es bastante complicado separar mi personalidad a nivel profesional y personal, porque soy igual en ambas facetas, dado que la espontaneidad y la energía son dos de los atributos que forman parte de mí, y que además no puedo “disimular”.

A nivel personal, soy una mujer muy empática, me encanta ayudar a los demás, escuchar y trato de sacar siempre una sonrisa, en todas las circunstancias. Me encanta el deporte, siempre lo he practicado desde pequeña: taekwondo, kickboxing, aerobic, voleibol, etc. Actualmente me he centrado en el tenis, el yoga y el pilates, combinando energía con autocontrol.

Me encantan los animales (tengo dos perritas, una de ellas de protectora), y soy amiga de mis amigos. Amante de la lectura y del autoconocimiento. Disfruto con la neurociencia, y la psicología, pues me apasiona el comportamiento del ser humano

También soy madre de dos chicos de 17 y 20 años, con los que tengo una relación de cercanía y confianza, de los que estoy muy orgullosa,  y a los que trato de inculcarles mis valores.

En el ámbito profesional, soy Química de formación y desempeño el puesto de Responsable de Calidad y Medioambiente, en Tahe desde hace poco más de 5 años. Me defino como una luchadora nata, ambiciosa y muy exigente conmigo misma. Me gustan los retos, soy de metas altas, a veces rozando el idealismo, y trato de fijarme un objetivo ambicioso a nivel intelectual, para mantener mi cerebro en forma.

Como Responsable de Calidad y Medioambiente, me gusta mucho organizar y liderar equipos, así como detectar errores, aportar soluciones viables a la empresa, y proponer oportunidades de mejora. Como “jefa” (aunque prefiero el término líder), el requisito imprescindible para trabajar conmigo es “ser feliz y apasionarse con el trabajo”. Esta es una característica obligatoria en mi equipo, pues considero que, en la parcela de la Calidad y la Mejora continua, debemos de velar por el cumplimiento de los estándares fijados por la empresa, además de ser motor para los cambios, con lo cual hay que enamorarse cada día del trabajo, para poder hacerlo bien.

-¿Cómo se relaciona la RSC con la cosmética?

-El nexo principal, desde mi punto de vista, viene dado por el ámbito medioambiental. El cambio climático, la presión sobre la obtención de recursos, el impacto sobre la biodiversidad y los ecosistemas, son algunas de las ­­­­­­­megas tendencias en sostenibilidad que se han convertido en requisitos para las empresas en general, y sobre las del sector químico y cosmético en particular.

Desde el sector cosmético, podemos marcar nuevas tendencias de consumo en la población, y apostar por la química “verde”, utilizando ingredientes más sostenibles, minimizando el consumo de agua, economizando en el uso de energía, disminuyendo la emisión de Gases de Efecto Invernadero, reduciendo la cantidad de materiales en los envases y embalajes utilizados, propulsando el uso de materiales reciclados y reciclables, así como gestionando la cadena de suministro. Son muchos los frentes que tenemos abiertos.

Es imprescindible que las empresas se convenzan de que no causar daño ya no es suficiente. Muchas empresas del sector están ya formulando objetivos de regeneración, como por ejemplo L’Occitane, Henkel, o Firmenich, entre otras.

-¿Crees que la RSC empieza en uno mismo? ¿O lo impulsa el entorno laboral?¿Crees que la RSC empieza en uno mismo? ¿O lo impulsa el entorno laboral?

-Soy de las que creen que en tema de RSC lo primero es la ejemplaridad. Y lo primero son las personas.  A partir de aquí, la influencia se ejerce en todas las dimensiones en las que estas personas ejemplares estén presentes: hacia sus conocidos y familiares, en el ámbito laboral, social, etc. La empresa está formada por personas, y además es muy importante que la alta Dirección también sea responsable, transparente y coherente, y además “se lo crea”. Si esto es así, el impulso de la RSC desde el ámbito laboral toma fuerza, y su influencia empezará a sentirse rápido en su entorno y sus grupos de interés.

-¿Cómo explicarías lo que es la RSC?

-Es muy importante transmitir de modo sencillo a nuestro entorno lo que es la RSC, con lo cual voy a explicarlo de un modo cercano y sin tecnicismos. La RSC es el estudio de las consecuencias que tiene la actividad de la empresa en su entorno. Conociendo estos impactos, dialogando con los grupos de interés, podremos influir sobre nuestros procesos y conseguir la sostenibilidad en los ámbitos medioambiental, social y económico. Los que trabajamos en las empresas somos la esperanza para el cambio, pues nuestro poder de influencia nos permite tomar decisiones que afecten de modo directo en la sostenibilidad.

-¿Cuál ha sido la enseñanza más valiosa del Máster en RSC UMU?

-No puedo reducirlo a una sola cosa. Mi enseñanza más valiosa ha sido que ha creado conciencia en mí. Una conciencia que me ha hecho posicionarme, donde antes estaba de manera pasiva, como una simple observadora.

Como la mayoría de las personas que son ajenas a los foros en los que se habla de RSC, mi conocimiento era parcial. Conocía bastante de cerca el ámbito ambiental por mi formación técnica y mi desempeño laboral, pero desconocía el resto de los ámbitos. Particularmente la parte social de la RSC me ha fascinado.

Por mi personalidad apasionada e idealista, me ilusiona el saber que cada vez hay más empresas sostenibles, y aunque hay mucho por hacer, tengo la esperanza de que cada vez más, vamos en la dirección correcta, y las empresas que no son responsables se quedarán “fuera de juego” o al menos serán “estigmatizadas”.

Y, por otra parte, y de manera muy importante, ha supuesto un punto de encuentro entre varios profesionales y compañeros al principio, y amigos al final de este recorrido juntos. He coincidido con personas maravillosas, con algunas de las cuales sé que se ha forjado una amistad verdadera y por supuesto sostenible en el tiempo.

-¿Qué te motivó a realizar un Máster en RSC?

-La motivación vino por parte de la Directora de Personas y Valores de Tahe, Mª José Contreras. Ella cursó el IX Máster de RSC y quería que mi compañero José Antonio García y yo, lo cursáramos también. La propuesta me encantó, pero nunca me esperaba que me fuera a apasionar tanto, con lo cual fue una sorpresa para mí.

Antes de comenzarlo me dijeron que este Máster cambiaría la forma en la que veo las cosas, con lo que os podéis imaginar la expectación que generó en mí. Ya en las primeras clases, algún ponente consiguió que se me erizara la piel, y me diera una sacudida tremenda, que por otra parte era necesaria, para tomar conciencia de los impactos que las actividades de las empresas generan en el entorno. “Tortazo” de realidad que ha servido de motivación y empuje para participar en los cambios.

-¿Cómo se lleva a cabo la RSC en Tahe Productos Cosméticos?

-Nuestra Directora de Personas y Valores capitanea el área de RSC. Varios Directores y Responsables de Departamento, conformamos el Comité de RSC, a cuya mesa se llevan y desarrollan los distintos proyectos de RSC. Por otra parte, intento proyectar en las personas de mi equipo esa visión de sostenibilidad, para impregnar así todas las actuaciones que se llevan desde mi departamento, tratando de seducirles lo suficiente para hacer que sea una filosofía de vida, no sólo en Tahe, sino en las vidas de las personas que trabajan conmigo.

-¿Cuáles son los principales errores que se están cometiendo en torno a la RSC?

El tratar el tema de la RSC de modo sesgado. A menudo se habla de sostenibilidad en la vertiente medioambiental, y muchos son los medios que tratan de confundirnos con los términos. Y cuando se usa con objetivos ‘marketinianos’ únicamente, también se comete un error. Lo que es conocido como ‘green washing’.

Es indudable que el término es muy atractivo, pero en la época de las redes sociales y la información rápida, es necesario informar adecuadamente y mostrar un mínimo de respeto a lo que conlleva el término RSC. 

Es necesario ampliar la divulgación en los medios, en los centros educativos y en las empresas, para que se vaya creciendo como colectivo en el campo de la RSC. Y, de manera particular, todos los que estamos vinculados al mundo de la Responsabilidad Social, tenemos la obligación moral de su correcta difusión en nuestro entorno.

-Profesionalmente, ¿Cómo llegaste al mundo de la Responsabilidad Social?

Antes de cursar el Máster he participado de manera activa en varios de los Proyectos del Plan Estratégico de RSC de Tahe, así como la elaboración del EINF y la Memoria de Sostenibilidad. Tal y como he indicado antes, llegué de la mano de mi compañera y amiga Mª José Contreras.

Charo Figueroa, responsable de Calidad y Medioambiente de Tahe: "Los que trabajamos en...