jueves. 18.04.2024

Lucio Fernández es un directivo con alma de profesor. O un profesor con alma de directivo. Desde hace un año es el director de Recursos Humanos y Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en la empresa ganadera loquina Jisap. Una compañía que ha llevado la innovación, la transparencia, la excelencia profesional y el cuidado del medio ambiente a un sector tan tradicional en España como la ganadería.

 

Una faceta que compagina desde hace ocho años con la de profesor en el Máster de RSC de la Universidad de Murcia (UMU), en donde es coordinador y profesor del módulo de Sistemas de Gestión. En paralelo, también es docente del Máster de RRHH de ENAE Business School desde 2008, profesor del Máster de RRHH de European Business Factory. También es profesor del Máster MBA de FEDA Business School, además de otras universidades y Escuelas de Negocios de ámbito nacional. Ha realizado más de 300 conferencias sobre RRHH, RSC y Compliance.

 

Hasta ahí su faceta profesional y docente, pero Lucio Fernández (En Twitter @lucio_fl) es capaz de ir más allá. Por ejemplo, reunió a más de 300 personas en el I Encuentro de Padres con Niños con Discapacidad, que llamó ‘Felicidad Auténtica’, celebrado el pasado 5 de marzo en el Centro Social Universitario del Campus de Espinardo.

 

También estaba detrás de otro proyecto pionero como EQA-Empresas que Ayudan, un proyecto fue galardonado con el Premio Codespa a la Pyme Solidaria en 2011, Premio Empresa Social 2012 y 2015 y Premio Corresponsables 2015 por el proyecto Kilómetros Verdes en su etapa anterior en Redyser.

 

 
Creó un evento llamado ‘Felicidad auténtica’, ¿qué sería entonces la RSC auténtica?

La RSC es un CÓMO para conseguir un QUÉ. Donde QUÉ es el beneficio de la empresa y el CÓMO la manera de obtener ese beneficio. Tenemos tendencia a adornar excesivamente nuestras definiciones de RSC, cuando lo realmente efectivo es trabajar desde la sencillez y la transparencia haciendo que la RSC impregne tu estrategia empresarial. Debemos hablar de resultados económicos y trabajar para que esos resultados sean fruto de un trabajo basado en la ética, la solidaridad, la gestión efectiva de la cadena de valor…

 

Si solo pudieras elegir a uno, ¿con quién se quedaría, con Víctor Küppers o Juanma Quelle?

Me quedaría con “Juanma Küppers”. No puedo decantarme por uno. Son dos profesionales impresionantes, no solo por su valía como conferenciantes, sino por su humanidad. A Juanma Quelle tengo el placer de conocerlo muchos años, pues coincidimos en Redyser como directivos y siempre hemos mantenido una gran amistad y colaboración en temas profesionales. Su #TerritorioFelicidad me ha enseñado mucho en esta vida.

Víctor fue un gran descubrimiento para mí, no a nivel profesional puesto que conocía sus conferencias que había visto varias veces en plataformas digitales, sino personal. Tiene una humanidad fascinante y una cercanía muy poco habitual. Los dos son “culpables” de que el evento ‘Felicidad Auténtica’ se hiciera realidad, y seguirán formando parte de ella en el futuro.

 

¿Qué es exactamente eso del Egoísmo Empresarial Colaborativo?

Egoísmo Empresarial Colaborativo es una teoría relacional que he ido desarrollando a lo largo de los años. No soy psicólogo, pero sí me he relacionado con miles de personas en mis 17 años como directivo.

 

Hablar de egoísmo y RSC parece que no tiene mucho sentido, pero no es así. Todos somos egoístas, es innato al ser humano y trabajamos en entornos profesionales. Si a estas dos palabras sumamos la parte Colaborativo encontramos el sentido a la manera que la que nos relacionamos con nuestros grupos de interés. Esta teoría se puede resumir en la frase “Soy tan egoísta que quiero que le vaya muy bien a los demás para que me vaya muy bien a mí”.

 

Cada vez más necesitamos colaborar entre nosotros para poder obtener los resultados que esperamos. Si no, solo tenemos que mirar lo que está pasando con la crisis de la Covid-19, donde la colaboración en todos los ámbitos: social y empresarial (a nivel político no han sido tan “colaborativos”) ha permitido que vayamos ganando la batalla y podamos ver el final de un túnel que parecía no tener fin. Pero esta colaboración tiene su origen en el egoísmo, en querer salir personalmente de esta situación.

 

Cuando algún directivo dice “lo más importante para mí es que mis empleados estén motivados” o “que mis clientes estén contentos” no está diciendo la verdad. Lo más importante para todo directivo son los resultados, lo que ocurre es que si no tienes clientes contentos y empleados motivados no podrás conseguir buenos resultados.

 
Convénzanos en 140 caracteres por qué uno tendría que formarse en RSC.

Las empresas serán responsables o no serán. Necesitamos personas formadas en RSC que impregnen a las organizaciones de ella para que puedan subsistir.

 

¿Qué habilidades adquieren los alumnos a través del módulo de Sistemas de Gestión en el Máster en RSC de la Universidad de Murcia?

En el módulo de Sistemas de Gestión buscamos enseñarles diferentes modelos de RSC que puedan utilizar de manera aislada o por partes en sus puestos de trabajo. Algunos son: RS10 de Aenor, Compliance, SGE21… Y, sobre todo, que tengan una visión global de cómo influye cada uno de ellos en nuestra propuesta de valor en las compañías. Tener la máxima información posible te hace tomar decisiones más acertadas en un futuro.

 

¿Cómo se pasa de aplicar la RSC en el mundo del transporte urgente a un sector tan distinto como es la ganadería?

En líneas generales no hay grandes cambios. Yo trabajo siempre la RSC desde una propuesta holística donde todos los actores tienen su determinado nivel de impacto de la organización.

 

Sí que te pueden cambiar los objetivos específicos ya que cada sector debe profundizar y trabajar en aquellos que le afectan más directamente. Pero, créeme, no es tan diferente.

 

¿Qué crees que pasará con las políticas de gestión medioambiental en las empresas en un futuro?

La COVID-19 ha puesto de manifiesto muchas cosas. Una de ellas es que la función social de las empresas es y va a ser clave en el modelo de recuperación del país.

 

Esto, inicialmente, parece que va a quitarle protagonismo a las políticas medioambientales. Donde antes las empresas disponían de partidas presupuestarias para acometer proyectos medioambientales, ahora los están destinando a la recuperación del empleo. Lo cual me parece necesario ya que sin empleo no hay crecimiento. Esto que parecería el fin de la apuesta por el medioambiente de las empresas no es así.

 

Esta crisis sanitaria nos ha mostrado que el medio ambiente tiene mucho que decir y que debemos seguir trabajando por mejorar día a día este aspecto en nuestras organizaciones.

 

Creo que las “políticas verdes” cobrarán cada vez más relevancia. La salud de las organizaciones y de las personas dependen de la salud del planeta. Lo uno sin lo otro no es posible.

 

¿Los másteres siguen siendo un trampolín hacia un mejor empleo o un puesto especializado?

Los buenos másteres sí. Y digo esto porque no por el hecho de llamarse máster ya está todo dicho. La formación superior te permite adquirir unos conocimientos y competencias que vas a poder desarrollar en tu puesto de trabajo y que te van a permitir diferenciarte del resto.

 

El mundo laboral es muy competitivo y necesitas destacar por encima del resto si quieres tener una buena oportunidad. Un máster te da eso y debes aprovecharlo. El máster de RSC de la UMU te da esa ventaja competitiva que hace que puedas acceder a puestos de valor añadido.

 

Pero es importante incidir que el hecho de tener un máster no es garantía de nada si no eres capaz de poner en valor lo que aprendes y seguir aprendiendo todos los días.

 

Comparta con nosotros una canción, un libro y un referente profesional que no sea el profesor y presidente de honor de la Cátedra de RSC de la UMU Juan José Almagro

Si me preguntas por un grupo, te diría ‘El Último de la Fila’ que ha sido siempre mi preferido. Pero me quedo con la canción “No dejes de soñar”, de Manuel Carrasco. Creo que plasma muy bien cómo debemos actuar ante la vida. También soy muy seguidor de bandas sonoras de películas.

 

¿Libros? ‘SIDI’ de Arturo Pérez-Reverte me parece un libro fantástico donde habla de liderazgo de manera excepcional y de cómo se puede conseguir que la gente te siga hasta el final, un final a veces incierto y, en ocasiones, negro.

 

En cuanto al referente, si me quitas a mi gran amigo Juanjo, te tendría que diferenciar entre lo personal y lo profesional. Personalmente, sin lugar a duda, mi mujer (Marta) y mis padres. Soy lo que soy gracias a ellos tres.

 

Profesionalmente, una persona que me ha marcado mucho por su manera de dirigir y entender la vida ha sido Diego Lozano, directivo en Bodegas Hijos de Juan Gil. Un gran profesional y mejor persona de la que aprendo todos los días.

 

Por último, y quizá la pregunta más importante: ¿cómo podemos educar a nuestros hijos en la felicidad?

Es difícil educar en conseguir que tu día a día merezca la pena. Uno de los factores más importantes en la educación es dar ejemplo. Debemos crear entornos donde se respire felicidad y, te aseguro, que contamina a quien ser acerca a ti. Debes enseñarles que la manera más inteligente de vivir es siendo feliz.

Lucio Fernández: “En el futuro, las empresas serán responsables o no serán”