viernes. 09.12.2022

CapEx (contracción del inglés 'capital expenditure') son las inversiones en bienes de capital, también llamadas gastos en capital. Se trata de inversiones de capital que crean beneficios.

 

Sabemos que el futuro de una compañía, su crecimiento, y los flujos de caja que genere dependerá de las inversiones realizadas. Por tanto, el CapEx es un elemento de elevada relevancia en el negocio de una compañía. Además, nos facilita la información acerca de si la empresa está invirtiendo para continuar creciendo o simplemente para mantenerse.

 

El CapEx constituye la caja que una empresa dedica a mantener su inmovilizado en condiciones de producción y funcionamiento estables, que a su vez sirva para mantener funcionando un negocio particular. Por ejemplo, la compra de nuevos ordenadores, de nuevas plantas o de nuevos camiones de reparto constituyen ejemplos claros de CapEx.

 

Un CapEx se ejecuta cuando un negocio invierte en la compra de un activo fijo o para añadir valor a un activo existente con una vida útil que se extiende más allá del año imponible. Los CapEx son utilizados por una compañía para adquirir o mejorar los activos fijos tales como equipamientos, propiedades o edificios industriales.

 

En contabilidad, los CapEx se incluyen en una cuenta de activos (capitalización) incrementando el valor base del activo (el costo o valor de un activo ajustado por motivos impositivos).

 

A fines impositivos, los CapEx son costos que no pueden ser deducidos en el año en el cual son efectuados y deben ser capitalizados. La regla general es que, si la propiedad adquirida tiene una vida útil mayor del año imponible, el costo debe ser capitalizado. Los desembolsos relacionados con los CapEx se amortizan o deprecian a lo largo de la vida útil del activo en cuestión. Tal y como se ha explicado anteriormente, los CapEx crean o aumentan la base del activo o propiedad, la cual una vez ajustada, determinará la base impositiva en caso de venta o transferencia.

 

Generalmente se realizan para:

  • Solucionar problemas con un activo que existía antes de su adquisición.
  • Preparar un activo para utilizarlo en un negocio.
  • Incluir los costos legales de establecer o mantener los derechos de propiedad sobre un determinado activo.
  • Incluir la restauración de una propiedad o la adaptación a un uso nuevo.
  • Comenzar un nuevo negocio.

 

Una pregunta común es cuándo deben ciertos costos ser 'capitalizados' y cuándo 'gastados'. Los costos que son gastos aparecen simplemente en el estado de resultados o informe de perdidas y ganancias como costos de un mes en particular; los costos que serán capitalizados sin embargo, aparecen como amortización a lo largo de varios años.

 

Para el cálculo del CapEx seguimos los siguientes pasos:

  1. Cogemos el balance de la compañía en el año actual y nos fijamos en el dato del Inmovilizado Neto.
  2. Le restamos al Inmovilizado Neto Actual el Inmovilizado Neto del balance del año anterior.
  3. Al resultado le sumamos el gasto en amortizaciones de este año que se encuentra en la cuenta de resultados.

CapEx: Qué es, definición
Comentarios