viernes. 09.12.2022
CELEBRACIÓN

Santo Tomás de Aquino: la UMU reconoce la excelencia de un centenar de estudiantes

El acto académico homenajea a los méritos del personal de enfermería durante la pandemia

La comunidad universitaria ha aplaudido a más de un centenar de estudiantes de grado y doctorado que han recibido el merecido premio a su esfuerzo en forma de premios extraordinarios por sus méritos académicos.

La Universidad de Murcia se ha vestido este viernes de gala para celebrar el acto académico de Santo Tomás de Aquino, tradicional escenario para el reconocimiento de la excelencia universitaria. En el salón de actos de la Facultad de Economía y Empresa la comunidad universitaria ha aplaudido a más de un centenar de estudiantes de grado y doctorado que han recibido el merecido premio a su esfuerzo en forma de premios extraordinarios por sus méritos académicos.

 

Además, la conmemoración de Santo Tomás ha acogido la ceremonia de investidura de 23 nuevos doctores, símbolo de la continuidad de la labor universitaria de transmisión del conocimiento e investigación.

 

Por segunda vez, y como consecuencia de las medidas de prevención sanitarias y las restricciones de aforo, el evento se ha desarrollado en dos partes diferenciadas.

 

“En este día celebramos el trabajo y el esfuerzo de todo un año y nos felicitamos por las metas alcanzadas. Por eso, el momento central del acto es la entrega de los Premios Extraordinarios Fin de Grado y los Premios a la Excelencia Académica en Programas Conjuntos de Estudios Oficiales”, ha afirmado el rector José Luján en su discurso, quien ha dado la enhorabuena a quienes han recibido este reconocimiento, que ha hecho extensivo a todas las personas que les han ayudado a lograr sus objetivos durante estos años.

 

La lección magistral ha correspondido a la profesora María Dolores Flores Biernet, decana de la Facultad de Enfermería, quien ha hecho un interesante repaso por la historia de la profesión y el recorrido que ha debido seguir hasta su normalización entre las ciencias de la salud. En palabras del rector, su lección se ha convertido en un “reconocimiento de los méritos contraídos por enfermeros y enfermeras -y naturalmente, con ellos, por losbrestantes profesionales de las ciencias de la salud- a lo largo de la ya muy larga pandemia”.

 

Luján ha recalcado que “para la Universidad de Murcia es motivo de gran satisfacción el hecho de haber formado a centenares de profesionales de la enfermería que cada día cuidan de nuestra salud, como lo hacen el resto de profesionales de ciencias de la salud egresados de una Facultad de Medicina, con más de medio siglo de historia a sus espaldas. Personas excepcionales que nos han hecho sentir orgullo y admiración”.

 

Uno de los momentos más especiales, por la solemnidad que le acompaña, es la investidura de los nuevos doctores. El rector ha dado la enhorabuena a quienes han vivido este momento tan especial y les ha recordado que “el antiquísimo ritual de investidura que hemos presenciado sirve, desde luego, para festejar un gran logro académico del que debéis sentiros orgullosos y satisfechos”.

 

ESTUDIANTES DEL AÑO Y PREMIO RECTOR LOUSTAU. En una jornada de dicada a los reconocimientos universitarios no faltó la entrega de los premios Estudiante de Año, que concede el Consejo de Estudiantes, y el Premio Rector Loustau al espíritu universitario que otorga el Consejo Social.

 

Lidia García García, estudiante del Programa de Doctorado en Historia, Geografía e Historia del Arte: Sociedad, Territorio y Patrimonio y autora del podcast ‘Ay, Campaneras’, ha recibido el premio a mejor estudiante en la categoría individual. Con su podcast, ha destacado el rector, se ha convertido en referente nacional en materia de igualdad, de identidad del colectivo LGTB+ y de la necesidad de entender nuestra cultura y ponerla en valor, siendo, por tanto, ejemplo de los valores que identifican y distinguen a la Universidad de Murcia. También los 124 estudiantes involucrados en el proyecto UMU Acompaña Diversidad han recogido muy merecidamente el premio en la categoría colectiva.

 

El catedrático emérito Ramón Almela ha sido este año el distinguido con el premio Rector Loustau que viene a reconocer a las personas de la comunidad universitaria que se han distinguido de manera especial por su actividad comunitaria, su espíritu universitario y sus valores humanos.

 

La larga trayectoria de Almela y su constante lucha por conseguir hacer una universidad mejor le han valido este premio y, como ha reseñado Luján, “lo más importante es que con su ejemplo nos estimula y anima a esforzarnos cada día para ser mejores y darnos más generosamente a los demás”.

Santo Tomás de Aquino: la UMU reconoce la excelencia de un centenar de estudiantes
Comentarios