jueves. 18.07.2024

La inversión de la Comunidad para reforzar la ciberseguridad y hacer frente a los ataques alcanza los 2 millones de euros anuales. Así lo destacó este miércoles el consejero de Administración Digital, Luis Alberto Marín, durante una jornada sobre ciberseguridad celebrada con motivo de la firma de un protocolo de
colaboración entre la Universidad de Murcia (UMU) y el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe).

El titular de Administración Digital subrayó la necesidad de reforzar y actualizar la seguridad en el ámbito digital. “El aumento de los ciberataques y de los delitos informáticos es inherente a la creciente transformación digital de nuestras sociedades. La digitalización ocupa cada vez más espacios de nuestro día a día, y por eso es importante que tanto administraciones como empresas y particulares colaboremos y trabajemos en la prevención y refuerzo de nuestros sistemas”.

En este sentido, Marín señaló la pandemia como un punto de inflexión en el ámbito de la ciberseguridad. “La pandemia trajo consigo un salto en la digitalización, con la generalización del teletrabajo, la multiplicación de las compras online o el impulso a la administración electrónica. Según algunos estudios, la consecuencia directa es que el proceso de transformación digital se ha adelantado casi una década, pero esa mayor presencia en el mundo
digital lleva aparejada una mayor exposición a posibles ataques”.

Así, en la Comunidad los ataques considerados de alta intensidad se han multiplicado por dos desde la pandemia, pasando de una media de 30 mensuales antes de 2020 a cerca de 60 ciberataques mensuales en la actualidad.

Entre los ataques más frecuentes figuran los intentos de suplantación de la identidad de administraciones o compañías de referencia para robar información confidencial, la propagación de software para dañar los sistemas de información o los denominados ataques de denegación de servicios, con los que se trata de saturar una red, los equipos de protección y los servidores e inutilizar así algún servicio.

Otro punto de inflexión en el ámbito de la ciberseguridad fue el inicio de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, hace poco más de un año, momento en el que el Centro Criptológico Nacional, dependiente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), elevó la alerta al nivel 2 de los 5 con los que cuenta su protocolo de seguridad.

“Internet se ha convertido también en un campo de batalla en el tablero internacional, y por eso la ciberseguridad es una prioridad para el Gobierno regional. Tenemos un importante servicio de ciberseguridad, integrado tanto por nuestro propio personal como por algunas de las más importantes empresas, que ahora va a aumentar su eficacia con la puesta en marcha de la Agencia de Transformación Digital y en el que también es fundamental la colaboración con otras administraciones y con los principales organismos de ciberseguridad”, subrayó el consejero.

La Región de Murcia fue la primera comunidad en sumarse, hace ya un año, a la Red Nacional de Centros de Operaciones de Seguridad, una iniciativa impulsada también por el Centro Criptológico Nacional para incrementar la capacidad de detección y prevención ante posibles ciberataques.

“Mantenemos un contacto permanente con estos organismos, tanto para intercambiar información de utilidad en la prevención como para activar los protocolos de seguridad pertinentes cuando se detectan estos ataques de alta intensidad”, concluyó Marín.

La Comunidad admite que recibe una media de 60 ciberataques de alta intensidad cada mes