jueves. 28.09.2023

El Gobierno regional califica de “muy grave” la derogación de la moratoria urbanística en el Mar Menor y añade que es “inexplicable” que “todos los que dicen que quieren proteger y defender el Mar Menor, hoy han dinamitado una de las principales medidas de protección” de este espacio natural. 

“A día de hoy, el Mar Menor se encuentra desprotegido urbanísticamente”, insistió el consejero en funciones de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díez de Revenga, después de que los grupos de la oposición hayan derogado el Decreto-Ley impulsado por el Gobierno regional para prorrogar la moratoria urbanística hasta la ordenación definitiva del Plan. 

Díez de Revenga señaló que, “más allá de los discursos, lo importante son los hechos y no hay excusa que justifique la decisión adoptada porque han tenido oportunidad de hacer aportaciones, incluso se podía haber tramitado como proyecto de ley”, tal y como ha propuesto algún grupo parlamentario durante el debate. 

El consejero en funciones tachó la decisión de “puramente sectaria” y añadió que “demuestran que todo vale para ir en contra del Gobierno regional, incluso si la víctima es el Mar Menor”. 

Díez de Revenga indicó que se debatía la prórroga de la moratoria para “impedir nuevos desarrollos urbanísticos” en el Mar Menor hasta tener el Plan de Ordenación, que establecerá una “ordenación definitiva y equilibrada de todos los usos que conviven en el Mar Menor y su área de influencia”. 

Ante la finalización de la moratoria, el Gobierno regional dio un paso al frente para prorrogar esta medida y mantener el Mar Menor y su entorno libre de nuevos desarrollos hasta la ordenación territorial definitiva, en la que el Ejecutivo está trabajando. 

El consejero en funciones explicó que el Gobierno regional ha llevado a la Asamblea una “propuesta de diálogo y reflexión” sobre el modelo territorial y urbanístico para el Mar Menor, con un “enfoque dialogante, constructivo y enriquecedor, para encontrar puntos de acuerdo” y “nos hemos encontrado justo lo contrario”. 

La prórroga de la moratoria urbanística mantenía las mismas reglas de protección del Mar Menor, de modo que los desarrollos urbanísticos que antes no se podía hacer, seguían sin poderse hacer, como por ejemplo Los Belones o El Vivero. 

También aportaba mayor claridad jurídica sobre la obligación de cumplir con los objetivos del Plan de Ordenación. Entre ellos, no se puede alterar la fachada visual del Mar Menor, no se permite incrementar de forma desmesurada la densidad de población ni ocupar suelos con especial protección.  

Además, exigía la aplicación de medidas de sostenibilidad urbanística en todos los desarrollos, tanto soluciones basadas en la naturaleza como sistemas de drenaje urbano sostenible. 

El Gobierno regional califica de “muy grave” la derogación de la moratoria urbanística...