domingo. 02.10.2022

Una startup o empresa empegente es una compañía de reciente creación (habitualmente menos de tres años), fundada por uno o varios emprendedores, sobre una base tecnológica o innovadora. Otro de los requisitos que habitualmente cumplen las startups es su capacidad de crecimiento rápido a través de la 'escalabilidad' (capacidad de crecimiento de manera geométrico).

 

Este crecimiento puede no solo ser medido por el nivel de ingresos, y pueden utilizarse otras métricas, como el número de altas, el número de usuarios activos mensualmente o el ingreso por usuario.

 

El crecimiento se consigue habitualmente a base de inversión, que puede ser interna (a través de fondos propios de los fundadores o de amigos o familiares) o externa.

 

CAPITAL EXTERNO

La financiación obtenida de agentes claramente externos y relativamente desconocidos para el emprendedor es la fuente principal en esta fase. Estos agentes externos pueden ser de las siguientes categorías:

  • Business Angels, inversores ángeles o mecenas empresariales, que se dedican a realizar pequeñas inversiones en varias compañías startup , asumiendo que existe una probabilidad de que alguna de ellas escale exponencialmente, generando suficiente retorno para cubrir las pérdidas en las demás, y obtener una rentabilidad adicional. En muchos casos se trata de empresarios de éxito con un ánimo de ayudar a los que empiezan y devolver a la sociedad. En varias ocasiones, además de aportar dinero a una startup, también invierten su tiempo y conocimientos para dar recomendaciones para mejorar su crecimiento empresarial.
  • Las aceleradoras de startups son programas de ayuda al desarrollo de estas empresas que suelen incluir financiación, mentoring y contactos. Frecuentemente añaden un espacio físico en el que desarrollar la actividad durante el periodo de aceleración, que es limitado.
  • El capital semilla (seed capital) o fondos que invierten pequeñas cantidades en un gran número de empresas, de una manera similar a los inversores ángeles pero de una manera más formal o rigurosa, y parecida a los de capital riesgo.
  • El micromecenazgo o crowdfunding.
  • Las subvenciones y los créditos blandos gubernamentales.
  • La aportación en especie: compañías complementarias de la startup (proveedores, habitualmente) ofrecen sus servicios a cambio de una compensación en acciones en lugar de dineraria. Por ejemplo, Media for Equity (cuando un medio de comunicación ofrece campañas publicitarias a cambio de un porcentaje de la sociedad).
  • Un caso especial son las compañías generadoras de nuevos negocios (company builders): negocios concebidos dentro de una compañía generadora de nuevos negocios

 

CAPITAL RIESGO O VENTURE CAPITAL

Los fondos de capital riesgo (venture capital) se dedican a financiar startups que consideran potencialmente exitosas. Suelen invertir en un elevado número de ellas aún convencidos de que un alto porcentaje no alcanzarán el éxito. Su ecuación financiera se basa en lograr que alguna despunte, unas cuantas se mantengan con beneficios, aunque no sean grandes, o en equilibrio, y asumen que la mayoría desaparecerán.

 

Cada fondo de Capital Riesgo tiene un política de inversión, que generalmente hace pública, en relación a sus preferencias: las industrias y la fase de las startups en las que invertir, las cantidades máxima y mínima de dinero que dedicaría a cada una, y los criterios subjetivos que emplea en su selección.

 

El término ronda de financiación se utiliza para denominar las sucesivas ampliaciones de capital. Suelen utilizarse letras sucesivas del abecedario para diferenciarlas, a partir del momento en que superan un cierto importe: Serie A, Serie B, etc.

 

EXIT

La fase final de la financiación de una startup es llamada exit o salida, en la que los accionistas que financiaron el proyecto, incluyendo a los emprendedores, obtienen liquidez para su inversión. Suele producirse de dos maneras: salida a bolsa o adquisición por parte de otra compañía.

 

¿Qué es una startup? Definición, concepto, financiación
Comentarios